Elasticidad precio de la demanda ejercicios

Share Button
Carácterísticas y causas El monopolio es el caso extremo de competencia imperfecta, ya que una única empresa abastece a todo el mercado de un producto.
Además, no tiene sustitutivos cercanos, es decir, es complicado encontrar un producto que satisfaga esa misma necesidad. Una situación de monopolio se da cuando existe una única empresa que produce toda la oferta del mercado y, además, no existen sustitutivos cercanos al producto en cuestión. Esto hace que la curva de demanda del mercado —decreciente— coincida con la curva de demanda de la empresa monopolista, ya que es quien cubre toda la demanda. La capacidad que tiene la empresa monopolista para influir en el precio de mercado es alta. Su objetivo último siempre va a ser el de maximizar beneficios —como diferencia entre ingresos y costes— conocida previamente la demanda de mercado. Si el monopolista variase el precio o la cantidad de un producto —por ejemplo, pasando del punto A al B—, supondría una variación de los ingresos totales (∆I) por el mismo y, por tanto, también de sus beneficios. Como precio y cantidad se mueven en sentido contrario, habría que analizar el resultado final, puesto que por un lado aumentan los ingresos pero por el otro van a descender. El balance final dependerá de la elasticidad de la demanda. El monopolio se puede dar por varias causas: • Si la inversión inicial de una actividad es muy elevada, supone una barrera de entrada para nuevas empresas. La primera empresa que invierta cobrará ventaja sobre las demás, pues una vez que haya amortizado los costes podrá ofrecer precios más bajos que las que inviertan después. Sería un monopolio natural, como la red ferroviaria o la red eléctrica. • Las patentes sirven para premiar la investigación garantizando al inventor que solo él pueda vender o fabricar ese producto durante unos años. Cuando una empresa tiene la patente de un producto tiene su monopolio, lo que significa que durante ese tiempo el consumidor tal vez tenga que pagar un precio excesivamente alto por él. • Las barreras geográficas o espaciales pueden favorecer los monopolios. Por ejemplo, una tienda puede tener el monopolio del comercio en un pueblo de montaña porque no pueden llegar otros comerciantes. • Licencias públicas. A veces, por razones estratégicas o técnicas, el Estado decide crear un monopolio e impedir por ley que entren otras empresas a competir en ese mercado. – Hay monopolios públicos, como en el transporte público urbano con las Empresas Municipales de Transporte. – En otras ocasiones hay monopolios privados, como cuando una empresa privada es la única que puede ofrecer un servicio por ser la única que posee licencia pública. Esto sucede, por ejemplo, en el transporte interurbano por autobús, en el que se adjudican licencias a empresas para operar en cada línea. En estos casos las Administraciones Públicas controlan la actividad fijando precios y vigilando la calidad del servicio, para evitar que la empresa abuse de su posición con una baja calidad y precios altos. El monopolista estudiará la demanda y elegirá aquel precio con el que piense que va a ganar más dinero. Sin duda, que este precio será bastante más alto que el que llegamos cuando estamos en competencia perfecta. El monopolista elegirá el punto M de la gráfica en lugar del C, ya que, como ves, puede poner un precio más alto P2 en lugar de P1. Límites de acceso al mercado monopolista Los mercados pmonopolisticos crean ciertas barreres para prevenir la entrada de hipotéticos competidores. Las principales son: • BARRERAS DE TIPO LEGAL: las hay de varios tipos, y algunas de ellas se confunden con las causas que dan origen a monopolios, como las patentes y los monopolios públicos, en los que el Estado controla y proporciona la oferta de determinados bienes o servicios. Las franquicias son otro tipo de barreras legales. Consisten en contratos a través de los cuales una empresa, el franquiciador, autoriza a alguien, el franquiciado, a cambio de cierta remuneración económica o royalty, a usar su marca comercial y vender sus productos bajo determinadas condiciones por un tiempo limitado y en un territorio concreto. • BARRERAS DE TIPO ECONÓMICO: este tipo de barreras se caracterizan por estrategias que distorsionan el equilibrio competitivo del mercado. • CONTROL EXCLUSIVO DE ALGÚN FACTOR PRODUCTIVO: sobre todo las materias primas indispensables para la producción de un bien, como por ejemplo el coltan, que es un mineral imprescindible para la fabricación de dispositivos electrónicos. El 80 % de su explotación se concentra en la República Democrática del Congo. • EXISTENCIA DE ECONOMÍAS DE ESCALA O MONOPOLIOS NATURALES: si los costes medios disminuyen a medida que aumenta la cantidad producida, es más eficiente que toda la producción la lleve a cabo solo una empresa para maximizar los beneficios de ese mercado. Es el caso del elevado coste de infraestructura de la red de metro, que provoca que sea una única empresa quien lo explote. • BARRERAS DE TIPO INFORMAL: tienen su origen en la intimidación o amenazas —legales o ilegales— a competidores basándose en la fuerza física, financiera o política. Medidas de regulación de monopolios Al no tener competencia, el monopolio permite a la única empresa que ofrece el producto o servicio establecer precios más altos que si hubiera competencia, e incluso disminuir la calidad del producto. Ante esto, el Estado puede intervenir para defender los intereses de los consumidores. El fin de un monopolio a largo plazo puede originarse en la aparición de alternativas a medida que aparecen otras tecnologías o variables. Sin embargo, esto puede llevar mucho tiempo y normalmente el Estado interviene antes de alguna de las siguientes formas: • LEYES ANTIMONOPOLIO: tienen por objeto dividir el monopolio en dos o más empresas con objeto de fomentar la competencia. • REGULACIÓN DE PRECIOS: las autoridades económicas fijan el precio por debajo del que establecería la empresa en el mercado monopolista. • SISTEMA DE IMPUESTOS Y TRANSFERENCIAS: las empresas pagan impuestos por los beneficios extras conseguidos en monopolio. • PROPIEDAD Y GESTIÓN ESTATAL: en este tipo de gestión el Estado asumiría la producción del bien o servicio estableciendo un precio inferior al del mercado monopolista y asumiendo él los costes adicionales. • SEPARANDO LA RED Y LA DISTRIBUCIÓN: en sectores como la electricidad, el ferrocarril o la telefonía fija, el monopolio natural está en la infraestructura o red (vías de ferrocarril, cableados eléctricos o telefónicos, etc.). Para corregir esta situación, el Estado obliga al monopolista de la red a cederla a otros operadores por un precio fijado, como en el caso de Telefónica, o separa la red del servicio, como en el caso de la electricidad, en el que Red Eléctrica de España gestiona la red de distribución de electricidad, y el servicio corresponde a compañías eléctricas: Endesa, Iberdrola, etc.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *