Financiación externa de la empresa

Share Button

FUENTE DE FINANCIACIÓN:


Son los diferentes recursos financieros que la empresa obtiene para llevar a cabo su actividad y efectuar inversiones.

LA FINANCIACIÓN PROPIA O RECURSOS PROPIOS:


se trata de los recursos que gozan de mayor estabilidad en la empresa, ya que no tienen fecha de devolución. Son los de más riesgo sobre todo si nos referimos a las sucesivas aportaciones de los socios, ya que en caso de quiebra ellos serían los últimos en recibir la parte correspondiente de la liquidación después de que se hubieran cancelado las deudas con los acreedores. La financiación propia tiene: una parte de financiación interna, a la que se denomina autofinanciación formada por la autofinanciación de enriquecimiento(reservas) y la autofinanciación de mantenimiento (amortizaciones y provisiones). Y tiene otra parte de financiación externa aportada por los socios (capital social y sus sucesivas ampliaciones).

La autofinanciación de enriquecimiento o reservas:


incluye los beneficios generados por la propia empresa en su actividad y que no se distribuyen a favor de los socios o propietarios, se retienen e incrementan el patrimonio neto de la empresa, cuyo objetivo es aumentar su potencial económico y financiero.

Las reservas pueden ser:


Reservas legales, su cantidad está fijada por la ley. Reservas estatutarias, en virtud de acuerdos recogidos en los estatutos de la sociedad. Reservas voluntarias, basadas en acuerdos entre socios.

La autofinanciación de mantenimiento está constituida por: Las amortizaciones que son la expresión contable de la depreciación de un bien y que dan lugar a unos fondos financieros que se utilizan para sustituir el inmovilizado una vez que se encuentra depreciado en su totalidad. Depreciación es la pérdida de valor que experimentan los elementos de inmovilizado. Y las provisiones, son los fondos financieros que se dotan para hacer frente a ciertas pérdidas que aún no se han producido o a futuros gastos. La financiación externa de los fondos propios, el capital social está formado por las aportaciones de los socios en el momento de constituirse la sociedad.

LA FINANCIACIÓN AJENA:


consiste en la cesión de una determinada cantidad de dinero a una persona física o jurídica durante un período de tiempo pactado, la entidad financiera percibe una retribución en concepto de intereses por la cantidad cedida y por la asunción del riesgo de impago que supone la operación. Se trata de operaciones de activo para quien proporciona la financiación, normalmente una entidad financiera ya que supone un derecho de cobro y operaciones de pasivo para quien las recibe, generan una obligación de pago.

INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN AJENA A LARGO PLAZO:



PRÉSTAMOS:


Son operaciones de cesión de capital a largo plazo para la realización de una actividad concreta, con plazo de devolución y periodicidad de amortización previamente acordados. Los préstamos  pueden ser dos: préstamos con garantía personal (usados para la adquisición de bienes muebles y servicios, la garantía recae en el titular de la operación que responde con su patrimonio actual y futuro) y préstamos con garantía real (son hipotecarios y la principal garantía es el inmueble que se compra, queda hipotecado a favor de la entidad que lo financia por el importe del capital prestado).

EMPRÉSTITOS:


Un empréstito es una operación de cesión de capital a largo plazo, igual que los préstamos al tratarse de importes elevados, estos se dividen en pequeñas cantidades iguales por las que se emiten títulos. Se trata de un préstamo dividido en muchas partes alícuotas repartidas entre diferentes acreedores que adquieren el derecho a la devolución de la cantidad entregada en los plazos pactados y a cobrar un interés sobre el valor nominal.

LEASING:


Se puede definir como un contrato mercantil de arrendamiento mediante el cual el arrendador (propietario del bien) confiere al arrendatario el derecho de uso y la posesión de unos específicos a cambio de un pago periódico y le da además la opción de comprarlos.

RENTING: Permite disfrutar del uso de un determinado activo fijo, mueble o inmueble, a cambio de una cuota mensual, sin correr riesgo de obsolescencia económica y real del activo, es muy similar al leasing, pero en este caso la opción de compra del bien no existe.

INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN AJENA A CORTO PLAZO:



CRÉDITOS:


Son operaciones de activo no vinculadas a la compra de ningún vienen concreto ni a ninguna finalidad específica. La entidad financiera pone a disposición del contratante una cantidad de dinero que puede utilizar libremente, con la única condición de reintegrarla en los plazos y fechas previamente acordados.

La pólizas de crédito:


son utilizadas habitualmente por las empresas, aunque pueden ser suscritas por personas físicas. Se emplean para solventar problemas de liquidez relacionados con la falta de coordinación entre flujos de cobro y pagos. Se instrumentan en cuentas corrientes, pero el saldo inicial es el límite de la póliza. Están diseñadas a muy corto plazo con duraciones entre seis y doce meses, aunque para las empresas y como financiación circulante  se pueden suscribir pólizas de crédito a tres años renovables año a año con una cláusula de preaviso de quince días.

DESCUENTO COMERCIAL O DE EFECTOS:


Es una operación financiera mediante la cual la entidad anticipa al cliente el importe de operaciones propias de crédito no vencidas (ventas a crédito), instrumentadas a través de efectos mercantiles, y realiza la gestión de cobro de los mismos.

Librador, persona física o jurídica que va a realizar el descuento comercial.
Librado, persona que recibe los bienes y emite el efecto comercial a plazo 30, 60, o 90 días u otros plazos y formas, del que hace entrega en el momento.

FACTORING:


Se trata de un instrumento a corto plazo que surge como un servicio de financiación a las empresas, a las que proporciona liquidez inmediata, es un desarrollo del descuento comercial. Supone la cesión en firme de los saldos de la cuenta de clientes a una empresa denominada factor, que es titular de los créditos a clientes de la empresa cedente, lo que evita el problema de los impagados y morosos. La misión del factoring es obviar las dificultades que tienen las empresas para gestionar sus cobros.

CONFIRMING:


Consiste en subcontratar la gestión de los pagos a los proveedores de una empresa y delegar en una entidad financiera dichos pagos. Se ha implantado con éxito en grandes empresas que cuentan con largos períodos de abono a sus proveedores.

AVALES:


Consiste en el afianzamiento, por una entidad financiera, del compromiso de una persona física o jurídica frente a una institución o particular. El titular del aval es la persona que debe hacer frente a una obligación o compromiso adquirido, y dicho aval es para el beneficiario una garantía de su cumplimiento.

COSTE DE LAS FUENTES DE FINANCIACIÓN:


Todas las fuentes de financiación que utiliza una empresa para afrontar sus proyectos de inversión le suponen un coste. El objetivo de la empresa es lograr financiarse con aquellos instrumentos que le supongan un menor coste, ya que sus beneficios serán mayores.

Coste de los recursos financieros propios (FP)

, al no tener fecha de devolución, el coste de los fondos propios es nulo, hay que tener en cuenta que los recursos aportados por los socios y la autofinanciación de enriquecimiento podrían tener un uso alternativo.
Coste de los recursos financieros ajenos o a largo plazo (FAL/P), se especifican las condiciones de devolución de la financiación recibida entre ellas el tipo de interés que habrá que pagar y que, junto con el resto de gastos conforman el coste efectivo correspondiente o TAE.

Coste de los recursos financieros ajenos a corto plazo (FAC/P

, hay que distinguir entre aquellas que requieren algún tipo de negociación previa y las que se obtienen de manera instantánea. A estas últimas no se les suele asignar un coste dentro de la empresa, mientras que en el resto del cálculo será similar al de la financiación ajena a largo plazo.

Coste medio ponderado de los recursos financieros (CMP)

, se suele realizar una media ponderada de los costes de los diferentes tipos de recursos financieros tomando como ponderación el porcentaje que cada tipo representa sobre el total de recursos empleados.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.