Financiación interna o autofinanciacion

SEGMENTACIÓN DE MERCADOS:


Es un proceso de división del mercado en subgrupos homogéneos, con el fin de llevar a cabo una estrategia comercial diferenciada para cada uno de ellos, que permita satisfacer de forma más efectiva sus necesidades y alcanzar los objetivos comerciales de la empresa.

DESLOCALIZACIÓN:


Fenómeno por el que una empresa traslada un centro productivo a otro país, generalmente menos desarrollado en busca de menores costes (laborales, fiscales, de seguridad e higiene, medioambientales…).

PERIODO MEDIO DE MADURACIÓN ECONÓMICO (1) Y FINANCIERO (2):


(1) Es el tiempo que de media, transcurre desde que se invierte una unidad monetaria en la compra de materias primas hasta que se recupera con el cobro de la venta del producto terminado, es decir, es el tiempo que tarda la empresa en recuperar el dinero invertido, el tiempo que tarda en completar un ciclo de explotación.

(2) Se obtiene restando el período medio de pago a proveedores, e indica el número de días de su ciclo de explotación que la empresa está financiando realmente.

DERECHO DE SUSCRIPCIÓN PREFERENTE:


Consiste en otorgar la opción de compra con preferencia a los antiguos accionistas frente a los nuevos en función del número de acciones que poseían antes de la ampliación. Este derecho es necesario para adquirir nuevas acciones y tiene una valoración económica por lo que el antiguo accionista puede acudir a la ampliación o vender sus derechos.

MARKETING-MIX:


Dentro de las estrategias de Marketing, el Marketing-Mix, es el resultado de la combinación de cuatro instrumentos básicos, denominados también “variables controlables” o 4 Ps (Producto, Precio, Distribución y Promoción), que a diferencia de las variables del entorno, la competencia y el mercado, éstas pueden modificarse.

JOINT-VENTURE:


Dos (o más) empresas lanzan un proyecto empresarial conjunto en el que se lanza un nuevo producto, generalmente en distintos mercados de los de las empresas de origen. Evitan hacerse competencia entre ellas, también a sus mercados-productos originales y consiguen sumar experiencia y conocimientos complementarios en el nuevo producto-mercado. (NESTEA)

PLAZO DE RECUPERACIÓN O PAY-BACK:


El objetivo de este método es determinar el tiempo que se tarda en recuperar el desembolso inicial. Este criterio compara la inversión inicial con los flujos de caja. Para seleccionar una inversión se elegirá aquella que tenga un plazo de recuperación más bajo y se rechazarán aquellas en las que no se recupere la inversión inicial.

EMPRÉSTITOS:


Consiste en dividir la totalidad de la deuda en pequeñas cantidades iguales o títulos-valor llamados obligaciones. Es, por tanto, un préstamo fraccionado en títulos emitidos por quien recibe el dinero y adquiridos por distintas personas, empresas o instituciones.


3.2 LA AUTOFINANCIACIÓN

La financiación interna o autofinanciación de una empresa está formada por los beneficios que ha ido obteniendo a lo largo del tiempo a través de su actividad y no se han repartido, sino que se han ido reteniendo para el mantenimiento o crecimiento de la capacidad económica de la misma.  Según la función que cumplen, se pueden distinguir dos clases de financiación interna:

–  
Autofinanciación de mantenimiento, cuyo objetivo es mantener el valor de los activos de la empresa, compuesta por amortizaciones y provisiones.


–  Autofinanciación de enriquecimiento, compuesta principalmente por reservas.

3.2.1. LA AUTOFINANCIACIÓN DE MANTENIMIENTO: AMORTIZACIONES Y PROVISIONES

 La autofinanciación de mantenimiento es la formada por los beneficios que se retienen para que se mantenga la capacidad económica de la empresa (es decir, el patrimonio de la empresa). Así la empresa es capaz de renovar o reponer los elementos del activo a lo largo del tiempo.

Está compuesta por dos elementos:

a) Las amortizaciones, que son la cantidad detraída de los beneficios empresariales, antes de su cálculo, para cubrir la depreciación que durante el ejercicio económico han experimentado los bienes del activo no corriente. Se trata de un gasto a deducir de los ingresos para el cálculo del beneficio empresarial. Las posibles causas de la depreciación de los bienes, pueden ser:

  • Física o envejecimiento: producida por el mero paso del tiempo.
  • Por desgaste: producida por el uso del bien.
  • Económica u obsolescencia, producida como consecuencia de la aparición de nuevas tecnologías, como en el caso de los ordenadores.

Para calcular la depreciación se pueden utilizar distintos métodos de amortización:

  • Lineal o constante: se divide el valor del bien entre el número de años de vida útil y la cantidad resultante es la pérdida de valor para cada uno de los años.
  • Según el uso del bien: Se divide el valor del bien entre el total de Km., horas, etc. Que puede hacer en toda su vida útil y para cada ejercicio se multiplica el resultado anterior por el número de Km., horas, etc. Que haya realizado durante ese año.
  • Métodos crecientes o decrecientes: cuando se empieza amortizando una cantidad mayor al principio y va decreciendo o al contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.