Formato de sociedad de responsabilidad limitada

Share Button

Las empresas y la producción

En toda actividad productiva intervienen los siguientes elementos:



los recursos productivos: capital tierra y trabajo y los bienes o servicios

La organización de estos elementos explica la existencia de distintos tipos de procesos productivos:



Producción por proyecto: se produce un único bien o

servicio que no es homogéneo, se requiere mano de obra muy especializada; 

Producción artesanal: el volumen de

Producción es pequeño, requiere alta especialización de la mano de obra;



Producción por lotes: el numero de unidades

producidas es mayor que en el caso anterior y la producción más uniforme, necesita mucha inversión en maquinaria.

Producción en masa: se elabora un producto estándar u homogéneo, por lo que la producción puede mecanizarse

(producción en cadena);



Producción continua: son procesos en los que la producción no se puede parar

La clasificación de las empresas


Existen diversos criterios para clasificarlas:



El tipo de actividad que desarrollan. Se distingue entre empresas del sector primario, secundario y terciario;


Por su titularidad. Se distinguen las empresas privadas, las públicas y las mixtas;


Por su presencia geográfica. Hay empresas locales, regionales, nacionales, multinacionales y globales;


Por su tamaño. Se distinguen gran empresa, mediana o pequeña; los dos últimos tipos se distinguen como Pymes

El tamaño de la empresa se determina, generalmente, en base a su patrimonio total, los ingresos por ventas o el número de trabajadores. Este último es el criterio mas utilizado: se suele distinguir entre micro empresas (0-9 trabajadores), pequeñas (10-49 trabajadores), medianas (50-249 trabajadores) y grandes (mas de 250 trabajadores).


La forma jurídica de las empresas:



Se pueden diferenciar dos tipos de empresas:


Empresas individuales. El empresario es una persona física, con todos sus derechos y obligaciones;

Sociedades. La empresa esta repartida entre varias personas que se asocian para construir una única persona jurídica.

Las personas jurídicas, pueden asumir derechos, contraer obligaciones, respondiendo de ellas con su patrimonio

La forma jurídica de la empresa determina la responsabilidad u obligación de los propietarios de hacer frente a las deudas de las empresas, esta responsabilidad puede ser:

Responsabilidad personal. El propietario responde de las deudas con su patrimonio personal;


Responsabilidad ilimitada. El empresario-socio responde con todo su patrimonio actual y futuro;

Responsabilidad limitada. Cuando los socios solo responden a las deudas de la sociedad con el capital aportado en ella.

La sociedad de capital

sociedad de responsabilidad limitada, el capital se encuentra dividido en participaciones sociales, que son partes alícuotas, indivisibles y acumulables del capital y de las que son propietarios los socios; ha de realizarse ante notario en documento público. En la denominación de estas sociedades debe aparecer la indicación “Sociedad de Responsabilidad Limitada”, “Sociedad Limitada” o sus abreviaturas “S.R.L.” o “S.L.” El capital mínimo inicial para construir una sociedad limitada es de 3.000€

En las sociedades anónimas el capital esta dividido en acciones


En la denominación de una sociedad anónima deberá figurar la indicación “Sociedad Anónima” o “S.A.”

Al constituirse la sociedad, el capital mínimo inicial es de 60.000€



La sociedad de interés social: las cooperativas:


Es una agrupación de personas que se asocian libremente, por un interés empresaria



El cooperativista se compromete a cumplir con las obligaciones establecidas en los estatutos de la sociedad. En la denominación de sociedad se incluirán las palabras “Sociedad Cooperativa” o “S. Coop”

Las deudas a largo plazo:


Son deudas de la empresa que se tienen que amortizar en un plazo superior al año


Créditos bancarios: un banco da a una empresa la posibilidad de hacer uso de una determinada cantidad de dinero. Se pagan intereses solo por las cantidades que se utilizan.

Prestamos: un prestamista entrega una determinada cantidad de dinero con la condición de que de devuelva y se paguen los intereses pactados en un determinado plazo, las garantías mas habituales son:

Aval;


hipoteca: la propiedad de un bien inmueble de la empresa, como un edificio, garantiza el pago de la deuda o prenda

Leasing: operación por la que una empresa puede disponer de un bien que necesita a cambio de un alquiler por su uso. Normalmente la empresa disfruta también de una opción de compra del bien: con el pago de la ultima cuota se paga el bien.


Las deudas a corto plazo

  • Descuento comercial: operación por la que un banco adelanta un importe pendiente de cobro por parte de la empresa. El banco no adelanta en 100% del importe: deduce los intereses y las comisiones. Una vez que el cliente paga, la deuda con el banco queda saldada. Si el cliente no paga, el banco devuelve los documentos de cobro a la empresa, que debe reembolsar el 100% del importe.

  • Deudas con proveedores : los proveedores suministran los componentes necesarios para producir. Una empresa les puede pagar al contado o a plazos. En este ultimo caso se considera que se concede un crédito comercial, sin gastos financieros.

  • Financiación espontánea: los intereses por descubierto suelen ser muy elevados y se aplican todo el tiempo en el que se mantiene la deuda (números rojos).

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *