Sociedad limitada nueva empresa

Share Button

El Mercado De Competencia Perfecta


– Para que se den las circunstancias de un mercado de competencia perfecta, es necesario tener en cuenta unas condiciones. Estas posibilitarán que se de lo que Adán Smith entendía como competencia perfecta pero el problemas es que es muy complicado reunir estas condiciones:

El producto debe ser homogéneo:

es decir, no debe haber prácticamente ninguna diferencia importante entre los productos que ofrece la empresa con otra. Lo único que diferencia un producto debe ser el precio. Pero en la realidad de los mercados la homogeneidad de los productos es prácticamente imposible, ya que, las empresas tienden a intentar diferenciar sus productos de la competencia mediante la publicidad. Por ejemplo, cuando vamos a comprar un yogur, nos podemos fijar en que cada uno de ellos tiene alguna carácterística diferenciadora, ya sea por el sabor, por que tiene fibra, porque tiene bifidus,

Debe haber muchos compradores y muchos vendedores:

esto permite que ninguno de ellos pueda influir sobre el precio. Esto se debe a que habiendo muchos compradores y vendedores las cantidades ofrecidas o demandadas por cada oferente o demandante son insignificantes comparadas con la globalidad del mercado. Pero en la realidad, esta condición es muy difícil que se de, normalmente, siempre hay un número mucho mayor de consumidores que de vendedores.

Inexistencias de barreras de entradas y salidas en el mercado

Para que exista competencia perfecta es necesario que las empresas puedan acceder a los distintos sectores con relativa facilidad. Existen diversas causas que pueden suponer dificultades de entrada:
– –

Requisitos elevados de capital:

para que una empresa pueda entrar en algunos sectores existen un requisitos de inversión que no todos pueden llevar a cabo. Como, por ejemplo, no cualquiera puede introducirse en el mercado de los eléctricos, debido al alto coste inicial de estructuras y salarios.

–Ventajas absolutas de coste:

se introducen cuando las empresas que ya están en el mercado han establecido técnicas de producción que les permite introducir a un menor coste de lo que le costaría a alguien que se quiere introducir nuevo en ese mercado. Como, por ejemplo, en el sector automóvilístico es muy complicado empezar de cero si no se conocen las técnicas del proceso de producción, de hecho las marcas de coche suelen tener muchos años, algunas más de un siglo, como, por ejemplo, Ford o General Motors. Y aunque hay nuevas marcas como Tesla, existen porque se está abriendo el mercado de los coches eléctricos, que es diferente a lo que existía antes. 


Ventajas en la diferenciación del producto:


como hemos visto previamente, toda empresa busca diferenciarse de otras para que los consumidores piensen que están comprando algo único. Cuando un consumidor empieza a informarse sobre que producto es el mejor, las empresas han hecho previamente un estudio de mercado y campañas de marketing que les van a permitir vender con mayor facilidad su producto. Y hay muchas de ellas que directamente han fidelizado a sus clientes hasta el punto de que no se plantean comprar otra marca, esto obviamente para los nuevos competidores que quieran entrar al mercado es un handicap, una dificultad añadida. Un ejemplo es, una empresa que ha fidelizado de forma extraordinaria a sus clientes es Apple que en muchas ocasiones están dispuestos a comprar sus productos por encima del precio del mercado. 

–Restricciones legales:

en ocasiones, las administraciones públicas imponen límites para participar en algún sector concreto, por ejemplo, cuando hay concesiones administrativas a algunas empresas privadas de transporte como el Metro o la recogida de basuras. También es posible que haya restricciones por la existencia de patentes o derechos de propiedad como podría ser algún tipo de nueva tecnología que ha registrado una empresa y solo puede producir ella.

-Información transparente para todos:

para que exista competencia perfecta, es necesario que las empresas y los consumidores puedan tener el mismo acceso a la información del mercado. Y para ello todos deberían contar con los mismos medios, pero la realidad es muy diferente porque hay empresas que tienen mucho poder en la bolsa y pueden saber si los precios van a subir o van a bajar.

Ausencia de intervención del Estado:

para que haya un mercado que funcione de forma autorregulada es necesario que no haya intervención del Estado y el principio debería ser la oferta y la demanda la que haga funcionar toda la estructura. Pero a la hora de la verdad es necesaria la intervención de las administraciones públicas en diversos sectores como por ejemplo, en la sanidad, en la educación o en el mercado de trabajo.


El Monopolio
Es un sistema de mercado en el que existe una empresa que controla el sector de forma que tenga o no competidores, estos no tienen ninguna influencia ni en la cantidad que se produce ni en el precio. Por ejemplo: sistema operativo Windows. Carácterísticas del monopolio son también, que el producto es homogéneo, ya que solo existe en la práctica un tipo de producto y la dificultad de otras empresas para entrar al mercado. Un mercado con situación de monopolio, es una situación ilegal y la mayoría de países del mundo tienen leyes para evitar y sancionar estas prácticas, pero aún así, a lo largo de la historia han habido varias empresas en varios sectores que en la práctica han sido un monopolio, como, por ejemplo, el que ejercíó y por que el que fue sancionado Microsoft por su sistema operativo Windows, o la que se le impuso a Google por aprovechar su posición dominante en su sistema operativo Android para favorecer sus propias aplicaciones como por ejemplo su motor de búsqueda.
Clases de Monopolios
3

Monopolios artificiales:


se dan cuando existen barreras de entrada como por ejemplo la existencia de patentes*, concesiones administrativas, derechos de autor o cuando un sector público limita el aprovechamiento a un empresa concreta. –

Monopolio natural:

se denomina monopolio natural a cuando una determinada empresa es capaz de producir toda la cantidad de un determinado bien o servicio que necesita el mercado y lo hace a un coste menor que si hubiera muchas empresas compitiendo entre sí. Esto sucede en los mercados en los que la empresa que ya está instalada ha llegado a su economía de escala, es decir, que produce con el menor coste posible. Por ejemplo: cuando una empresa ha realizado grandes obras en una ciudad para elevar, a través del cable, Internet, TV y teléfono, Y, en otras ocasiones, gas y luz. Son obras que requieren un alto coste, tanto para la empresa como para ciudad porque hay que levantar las calles para meter los cables que luego llegan a nuestras casas. Por tanto, en ocasiones no merece la pena llevar a cabo estas obras y la empresa que lo hizo en primer lugar, es las que se queda con ese monopolio natural.


La Competencia Monopolística
Es un sistema de mercado en el que hay muchos oferente y muchos demandantes, es lo más cercano a la competencia perfecta que se puede encontrar aunque tiene varias carácterísticas o requisitos que no cumple. El principal de todos ellos es que el producto no es homogéneo, es decir, lo que ofrecen con distintas empresas, cumplen la misma función básica pero hay diferencias en las calidades, estilos, diseños y algunos matices que hacen que cada producto se venda como único. Todo esto se consigue mediante la publicidad . Una empresa siempre intentará diferenciar su producto del resto haciendo ver al consumidor que lo que él vende tiene unas cualidades únicas y creando, por tanto, lo que se denomina monopolios de marca. Por ejemplo: cuando alguien quiere comprar zapatillas pero tiene claro que lo que se va a comprar son unas Nike o unas Adidas. También hay ejemplos de empresas que han conseguido asociar el nombre de su marca al producto en general como por ejemplo Clinex, Donuts, Chupa Chups, Pan Bimbo.


Los Fallos Del Mercado
Para tener en cuenta el análisis en profundidad de cómo mejorar un mercado hay que atender a los fallos que pueden existir en este. Según el sistema se pueden encontrar diferentes problemas, pero principalmente podemos resumirlos en los siguientes:

Externalidades:

son las consecuencias que genera un mercado y pueden ser negativas o positivas.

– Negativas:

son aquellas consecuencias de la actividad económica de un sector que perjudican a la sociedad en su conjunto. Como por ejemplo, cuando una empresa contamina un río o genera polución. En estos casos el Estado debe intentar reducir, en la medida de lo posible, la externalidad negativa, ya sea mediante sanciones o subvenciones. Otro ejemplo sería, si una empresa despide a un alto número de trabajadores, lo que supondrá un aumento del paro, para evitar esto el Estado puede intervenir legislando para que el despido sea más caro.

Positivas:

son también la consecuencia de la actividad económica, pero en este caso es beneficiosa para la sociedad. Por ejemplo: cuando una empresa contrata a trabajadores, lo que supone una reducción del paro. Otro ejemplo, sería la innovación tecnológica que supone la competencia entre empresas cuando quieren vender más cantidad de sus productos.

Excesivo poder de las empresas en ciertos sectores:

como hemos visto existen monopolios y oligopolios y aunque hay legislación que intenta sancionar estas conductas existen mercados en los que es muy difícil evitar que existan.

Desigual reparto de la riqueza:

por mucho que exista competencia siempre habrá empresas con más poder e influencia que otras, y también consumidores con distintos poderes adquisitivos. El Estado debe intervenir en su justa medida para intentar que el reparto de la riqueza sea lo más equitativo posible.


 Concentración Empresarial
Existen diversas formas en las que dos o más empresas pueden unirse o formar parte de la misma estructura. Este tipo de procesos puede llevar hacia oligopolios y monopolios, es decir, no favorece a la competencia. Los tipos existentes son los siguientes: –

Fusión:

una fusión implica que dos empresas se unen para generar una nueva, es decir, desaparece la forma jurídica de las dos para que surja un nuevo nombre que engloba a ambas. Un ejemplo es, el BBVA es una fusión de los bancos Santander, Bilbao, Hispano… –

Absorción:

se da cuando una empresa de mayor capacidad económica adquiere otra empresa, Por ejemplo, movistar absorbe a canal plus, Facebook compra whatsapp, instagram… –

Participación:

cuando una empresa se denomina matriz adquiere otras pero no tiene porqué ser en su totalidad, es decir, es posible que adquiera un elevado número de acciones, las necesarias como para controlar esa empresa, a este tipo también se le llama Holdings. Por ejemplo, nestlé, coca-cola, pepsico, danone, kellog’s, P&G, Unilever… – –

Trust:


es una concentración vertical de empresas que entre ellas cubren todas las fases de desarrollo del producto. Con ellos se busca reducir los costes de producción al mínimo posible y ejercer una posición dominante, ya sea de monopolio u oligopolio, evitando depender de otras empresas. Por ejemplo, una empresa que quiere vender algún tipo de verdura y tiene una empresa que se decida a la cosecha, otra que se dedica al transporte y distribución y otra que se dedica a la venta en los mercados. Sale mucho más rentable controlar todo el proceso productivo antes que depender de otras empresas
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.