Economía

Share Button
Las inversiones. Una inversión es el uso que se da el dinero con ánimo de conseguir a cambio más dinero del futuro. Las podemos clasificar en función de
-liquidez. Entendiendo como tal la capacidad de una inversión de convertirse en dinero.
– seguridad. El riesgo de cualquier inversión es la posibilidad de conseguir menos dinero del esperado, e incluso perderlo.
– rentabilidad. Se trata de la capacidad de generar beneficios adicionales sobre la inversión inicial.
Cuyos valores son:

renta fija, que es aquella que paga una rentabilidad establecida de antemano y devuelven el dinero invertido en un plazo determinado. Cómo lo son las letras del tesoro que tienen un plazo entre 3, 6, 9 y 12 meses. Los bonos que tienen un plazo entre 3 y 5 años y las obligaciones que tienen un plazo de entre 10,15 y 30 años.
– renta variable, están ofrece una rentabilidad preestablecida y el plazo de la inversión es indeterminado. Un ejemplo de renta variable son las acciones que son títulos representativos del porcentaje de propiedad de una empresa quedan a su poseedor derechos económicos y de gestión.
– la combinación de estas dos dan los fondos de inversión, que son aquellos que tratan de minimizar el riesgo repartiendo el dinero entre distintas combinaciones de valores de renta fija o renta variable.
Las inversiones tienen ciertos riesgos los cuales se intentan de solucionar con una serie de criterios.
– diversificación. Es la forma más eficaz de reducir el riesgo total de nuestras inversiones. Consiste en dividir el dinero en planes de inversión diferentes con niveles de riesgos diferentes.
– el racing. Es un indicador que mide la seguridad de la inversión y, por tanto, orienta sobre su fiabilidad. Dicho ratín está emitido por las agencias calificadoras de riesgo que son empresas que califican los productos financieros emitidos por empresas países de acuerdo con unos parámetros de rentabilidad y, sobre todo, de solvencia.
El ahorro. El ahorro es la parte de nuestros ingresos que no consumimos. Hay que ahorrar en función a las circunstancias personales y económicas que condicionan la cuantía ahorrar también está condicionado por los ingresos, la riqueza y la salud. Los motivos para ahorrar son atender emergencias o imprevistos, hacer planes futuros, no tener deudas, evitar malvender inversiones, anticiparse a situaciones laborales indeseadas.
Un presupuesto es un plan financiero personalizado que nos ayuda a controlar los gastos y sacar el máximo partido a los ingresos. Los pasos para elaborar un presupuesto son identificar gastos e ingresos, priorizar gastos, formular y evaluar y ajustar. Un presupuesto también está realizado para priorizar gastos. Cuándo hay que ahorrar lo normal es eliminar los gastos innecesarios pues, tal como su propio nombre indica, podemos prescindir de ellos. Eliminándolos dispondremos de más dinero para tener los gastos imprescindibles. Que son el incremento de la deuda, juicioso demanda, embargo o pérdida de posesiones y el empeoramiento del historial crediticio. Los planes de pensiones privados son planes de ahorro que se constituyen mediante aportaciones flexibles para los casos de jubilación, incapacidad dependencia fallecimiento. Algunos motivos para contratar planes de pensiones privados son la flexibilidad, la fiscalidad y la polivalencia. Las aportaciones flexibles son el ahorro acumulado y las hacemos para la posible jubilación una posible incapacidad laboral dependencia o fallecimiento. Qué tipo de pensión voy a necesitar. Suelen girar en torno al lugar de residencia, salud y tiempo libre. En el lugar de residencia al no tener ataduras de laborales, podemos cambiar de lugar de residencia. Salud, puede llegar a ser necesario pagar así asistencia médica o un servicio privado que preste asistencia sanitaria. Tiempo libre, viajar, cultivar aficiones o estar con la familia en suelen consumir buena parte del presupuesto.
El contrato de seguro.
Para protegernos frente a las consecuencias de los riesgos contratamos un seguro. Al hacerlo transferimos esos riesgos a un tercero como una compañía aseguradora, en la medida en que será ella quien indemniza total o parcialmente en función del seguro que tengas contratado, el daño que se pueda producir. El seguro es un contrato mediante el cual, el cambio de una prima, un asegurador se compromete, en caso de que se produzca una contingencia o siniestro, a indemnizar a un tercero. Los más importantes son los seguros de vida, aunque también existen otros que deben conocerse como lo son el seguro de vida. Se contratan para disimular el impacto económico de ciertos acontecimientos sobre la vida de las personas. Otros seguros de personas. Cubre los gastos que se deriven de ciertas circunstancias que afectan a la integridad corporal o el estado de salud. Son los de accidentes. Indemnización por accidentes de enfermedad. Gastos de asistencia médica y farmacéÚtica. De asistencia sanitaria. Gastos de asistencia sanitaria y farmacéÚtica. De decesos. Gastos de servicios funerarios. Los seguros contra daños son los que recaen sobre los bienes o sobre el patrimonio de las personas. Seguro de hogar cubre los daños materiales en el hogar como los desperfectos causados por el agua, cristales rotos un incendio. Pero también cubre la responsabilidad civil seguro obligatorio de vehículos a motor. Este seguro cubre los daños causados por el conductor a terceros. Seguro de responsabilidad civil. El objetivo de este seguro es proteger el patrimonio de las personas por las responsabilidad que pudiera derivarse por daños y perjuicios a terceros.
En ciertas ocasiones tenemos que pedir dinero prestado para adquirir una vivienda un coche etcétera. Dichos préstamos se llaman deudas. Tienes ciertas contrapartidas como son que sobrecarga en el presupuesto familiar y que tienen su coste en forma de intereses, comisiones y otros gastos. El principal objetivo a la hora de gestionar una deuda es mantener su coste a niveles asequibles para el presupuesto de cada persona. El coste más importante es el interés que es el coste de alquilar dinero ajeno y que puede ser fijo que se mantiene igual durante la vida del préstamo, y el variable que sube o baja a lo largo de la vida del préstamo. Para tener una medida global del coste del préstamo se utiliza la tasa anual equivalente, que es un indicador que mide el coste global de un préstamo, puesto que integra en un solo indicador todos los gastos de la operación. Aunque recibe nombres diferentes según las condiciones en las que se quiere, lo que subyace debajo de cualquier deuda es un contrato de préstamo. Mediante este, un prestamista poner a disposición de un prestatario una cantidad determinada de dinero que será reembolsada de acuerdo con unas condiciones pactadas.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.