Activo exigible ejemplo

Share Button

Tema 11

2. ELEMENTOS Y MASAS PATRIMONIALES
Elementos o componentes patrimoniales son los distintos bienes, derechos y obligaciones que forman el patrimonio. Podemos agruparlos según su naturaleza o la función que cumplen en la empresa.
Estas agrupaciones se denominan “masas patrimoniales” o conjunto de elementos ligados entre sí por alguna carácterística común. Ya hemos visto una primera agrupación en tres grandes apartados o masas patrimoniales:
activo, pasivo y patrimonio neto.
El activo agrupa aquellos elementos patrimoniales que significan bienes y derechos propiedad de la empresa. Visto desde otro punto de vista, el activo nos muestra la relación de elementos patrimoniales que la empresa ha ido adquiriendo para desarrollar su actividad.
Por otro lado, en el patrimonio neto y el pasivo se agrupan aquellos elementos que significan fondos aportados por sus propietarios o procedentes de fuentes ajenas a la empresa, es decir, nos habla de cómo se financia la empresa. La relación de los elementos del neto y del pasivo nos informa, por tanto, sobre la procedencia de los distintos recursos financieros que utiliza la empresa, tanto propios (neto) como ajenos (deudas o pasivos).
Dado que los elementos patrimoniales susceptibles de formar parte tanto del activo como del neto y del pasivo son muchos y muy variados, conviene establecer algún otro criterio que nos permita agrupaciones de elementos más cómodas y operativas para su análisis.
CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DEL ACTIVO
El activo se clasifica según la función que sus elementos desempeñan en la empresa. Según este criterio distinguimos entre:
– Activo no corriente (ANC): conjunto de elementos patrimoniales cuya función es asegurar la vida de la empresa. Estos elementos están ligados a la empresa de forma duradera y representan sus inversiones permanentes. Su permanencia en la empresa es indefinida, por ello se denominan también inmovilizados. Ejemplos: edificios, instalaciones, maquinaria, vehículos, etc. Son elementos que están para utilizarse, no para venderse.
– Activo corriente (AC): conjunto de elementos cuya función es asegurar el ciclo de explotación de la empresa. Estos elementos están ligados al ciclo de explotación de la empresa y constituyen sus inversiones de funcionamiento (materias primas, productos terminados, dinero en bancos o caja, etc.). Son elementos que están sujetos a un continuo proceso de renovación (permanencia a corto plazo), ligados al ciclo productivo y comercial de la empresa: aprovisionamiento – transformación – venta – cobro. Son elementos que están para transformarse y venderse.
CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DEL PATRIMONIO NETO Y DEL PASIVO
1. Según el carácter exigible o no exigible de los fondos utilizados por la empresa distinguimos entre:
– Patrimonio neto o no exigible (PN). Son los fondos propios, es decir, el capital aportado por los socios o propietarios de la empresa, así como las reservas constituidas con beneficios obtenidos y no repartidos. Incluye también el resultado (beneficio o pérdida) del ejercicio en curso.
– Pasivo o exigible. Formado por las deudas a las que la empresa deberá hacer frente. A su vez, según el plazo de devolución, se distingue entre:
 Pasivo no corriente o exigible a largo plazo (PNC). Son las deudas con vencimiento a más de un año (préstamos a largo plazo, empréstitos, etc.)
 Pasivo corriente o exigible a corto plazo (PC). Obligaciones de pago que tiene que hacer frente la empresa antes de un año (deudas con proveedores o acreedores, préstamos a corto plazo, etc.)
2. Según el carácter más o menos permanente de los fondos. Si consideramos el patrimonio neto y el pasivo como una relación de fondos o recursos financieros puestos a disposición de la empresa, se observan dos tipos de recursos:
– Recursos permanentes. Son fondos o recursos que están a disposición de la empresa durante un largo periodo de tiempo (L/P). Incluye el neto o fondos propios y el pasivo no corriente o exigible a largo plazo.
– Recursos a corto plazo. Es el pasivo corriente o exigible a corto plazo formado por deudas a devolver en un corto periodo de tiempo (C/P).
6. EL PLAN GENERAL DE CONTABILIDAD (PGC)
El PGC es el marco al que deben acogerse las empresas con el objetivo de normalizar la información contable. La información de la actividad de la empresa que recoge la contabilidad interesa a distintos colectivos: accionistas, el Estado y la Agencia Tributaria, inversores, proveedores, bancos, trabajadores y sindicatos.
De cara a que la información sea estándar y comparable existe un conjunto de normas que obliga a las empresas a usar unos criterios comunes para llevar la contabilidad. Esas normas son el PGC.
ESTRUCTURA DEL PGC
El Plan General de Contabilidad se divide en cinco grandes apartados:
1. Marco conceptual: normas generales o principios contables, destacando el de imagen fiel
2. Normas de registro y valoración: normas para valorar elementos patrimoniales
3. Cuentas anuales: instrucciones para confeccionar las cuentas anuales
4. Cuadro de cuentas: lista con los nombres de todos los elementos patrimoniales posibles para que todas las empresas usen la misma denominación.
5. Definiciones y relaciones contables: contenido y funcionamiento de las cuentas
LAS CUENTAS ANUALES
Al final de cada ejercicio económico la empresa debe elaborar sus cuentas anuales:
– Balance de situación: debe reflejar con claridad y exactitud la situación económico-financiera de la empresa y los beneficios o pérdidas obtenidos
– Cuenta de resultados: documento que recoge los componentes del resultado del ejercicio
– Estado de cambios en el patrimonio neto: recoge las variaciones producidas en la composición del patrimonio neto.
– Memoria: amplía la información recogida en los documentos anteriores y contiene explicaciones complementarias e información detallada de hechos y circunstancias significativas que ayudan a entender las informaciones del resto de cuentas anuales.
Estos documentos forman una unidad y su elaboración debe tener como objetivo el tratar de ofrecer la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa. Deben depositarse en el Registro Mercantil y son accesibles para cualquier interesado.
CarácterÍSTICAS DE LA INFORMACIÓN
Para ofrecer la imagen fiel y de transparencia de la empresa, la información que suministran las CCAA debe ser:
– Relevante: debe ser información realmente significativa.
– Fiable: sin errores ni sesgos (neutral) ni omisiones.
– Comparable: sigue los mismos criterios que ejercicios anteriores.
– Comprensible y clara 

RATIOS

Ratio de Liquidez o solvencia a C/P:
R1=ActivoCorriente/PasivoCorriente
Ratio de Tesorería
R2=(Realizable+Disponible)/Exigible a C/P
Ratio de Disponibilidad o tesorería inmediata
R3=Disponible/Exigible a C/P

Ratio de Garantía

R4=Activo/Pasivo
Ratio de endeudamiento o exigibilidad
 R5=Pasivo/Neto+Pasivo

Ratio de calidad de la deuda

R6=Exigible a C/P /Exigible Total
Las empresas, al igual que los ciudadanos, deben contribuir a la financiación del Sector Público con el pago de tributos. Los tributos son pagos obligatorios de los contribuyentes al Sector Público (Estado, CCAA, Ayuntamientos) siendo su principal fuente de ingresos. Se clasifican en tres grandes apartados:
1. Impuestos: son pagos exigidos por ley sin que el contribuyente reciba un beneficio específico a cambio. Suponen la mitad de los ingresos públicos. Distinguimos:
 Impuestos directos: gravan la renta o la riqueza de personas y empresas en función de sus circunstancias económicas y familiares. Los más importantes son el IRPF, IS e IAE.
 Impuestos indirectos: gravan hechos concretos (consumo, etc.). Los más importantes son el IVA, AJD y ITP.
2. Tasas: tributos que se pagan por el uso de un bien o servicio público (académicas, basura, etc.)
3. Contribuciones especiales: tributos que pagan quienes se benefician de una obra o servicio público y que financian de manera colectiva los beneficiarios.
ELEMENTOS BÁSICOS DE LOS TRIBUTOS
1. Hecho imponible: acción que origina el nacimiento de la obligación tributaria
2. Sujeto pasivo: persona física o jurídica obligada a pagar el tributo
3. Base imponible: cuantificación económica del hecho imponible
4. Base liquidable: cantidad que resulta de restas a la base imponible las reducciones previstas en la ley
5. Tipo impositivo: porcentaje a aplicar a la base liquidable
6. Cuota tributaria: el resultado de aplicar el tipo impositivo a la base liquidable
7. Cuota líquida o deuda tributaria: resulta de sumar o restar a la cuota tributaria los recargos o deducciones establecidos en la ley
8. Cuota diferencial: resultado de restar a la cuota líquida las retenciones o pagos a cuenta realizados
9. Periodo impositivo:
plazo de tiempo que se corresponde con la liquidación del impuesto 


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.