¿Cuál es la forma habitual de las curvas de indiferencia? ¿Qué pendiente tienen?

Share Button

La curva de indiferencia


Es aquella que indica el lugar geométrico de la combinacion entre renta real y horas de ocio que reportan a un individuo un beneficio o utilidad. 1.-
Tiene pendiente negativa, es decreciente porque a medida que un individuo obtiene una mayor cantidad de ocio debe renunciar a alguna cantidad de renta real para mantener el mismo nivel de utilidad. 2.-

No se cortan

3.-
Son convexas desde el origen, a medida que se tiene más ocio la cantidad de renta a la que se está dispuesto a renunciar para conseguir aún mas variedades de ocio es cada vez menor.

Mapa de curva de indiferencia

Está formado por una serie de curvas de indiferencia, cada una de las curvas que estén más alejadas del origen reflejan un nivel más alto de utilidad total; es por tanto, evidente que una persona maximiza la utilidad total logrando una posición en la curva de indiferencia más alta alcanzada.

Diferencias entre las preferencias por el trabajo y el ocio:

Las diferentes preferencias se reflejan en la forma de las curvas de indiferencia del individuo. Un adicto al trabajo está dispuesto a renunciar a una hora de ocio para conseguir un aumento de la renta; por lo tanto, tendrá curvas de indiferencia muy planas mientras que un aumento del ocio exigirá un gran incremento de la renta para sacrificar una hora de ocio, por lo que sus curvas serán muy inclinadas. La personalidad, el tipo de trabajo en cuestión, y las circunstancias personales pueden influir en la forma de las curvas de indiferencia de una persona.

Escasez relativa:


los factores de producción son escasos en relación con los numerosos deseos individuales y colectivos de la sociedad, ésta escasez relativa obliga a la sociedad a elegir como y con que fin debe asignarse el trabajo y otros recursos, así mismo los individuos se enfrentan a una escasez relativa de tiempo y renta disponible. La escasez relativa de tiempo y renta personal y recursos sociales es pues,  un elemento básico de la perspectiva económica.

La conducta intencionada:

debido a la escasez relativa no podemos tener todo  lo que quisiéramos y por tanto estamos obligados a la toma de decisiones. Esto no es otra cosa que un coste de oportunidad. La perspectiva económica supone que los individuos comparan los costes con los beneficios esperados. Los trabajadores comparan la utilidad de Renta adicional generada por una hora adicional más de trabajo con el valor del ocio perdido, Las empresas compararán el ingreso adicional generado por la contratación de un trabajador con el coste salarial adicional.

La adaptabilidad:

  la perspectiva económica supone que los trabajadores, los empresarios y demás agentes que participan en el mercado de trabajo adaptan ajustes o alteran su conducta en respuesta a las acciones de los costes esperados y de las ganancias esperadas.


Productividad total:


es la producción total generada por cada combinación de trabajo y la cantidad fija de capital.

Productividad media:

es el producto total dividido por el número de unidades de trabajo.

Productividad marginal

: es la variación de producto total provocada por la adición de una unidad más de trabajo.

La ley de los rendimientos marginales decrecientes

La ley dice que a medida se añaden sucesivas unidades de un recurso variable, en nuestro caso el trabajo a un recurso fijo en nuestro caso el capital, hay un punto a partir del cual disminuye el producto marginal atribuible a cada unidad adicional de recurso variable, es decir, hay un momento en el que el trabajo es tan abundante en relación con el capital fijo, que los trabajadores adicionales no pueden aumentar tanto la producción como los anteriores.

 Los determinantes de la oferta de trabajo son:
Otros salarios, una subida de los salario en otras ocupaciones para las que están cualificados los trabajadores de un determinado mercado de trabajo reduce la oferta de trabajo y viceversa.
La renta no salarial (lotería, herencia, etc), un aumento de la renta que no es generada por el empleo reduce la oferta de trabajo y viceversa.
Las preferencias por el trabajo frente al ocio, un aumento de las preferencias de los individuos por el trabajo en relación con el ocio eleva la oferta de trabajo y viceversa.
Aspectos no salariales del empleo (mejora en las condiciones de trabajo, horario, más productivo, un aumento seguridad e higiene), una mejora de los aspectos no salariales del empleo eleva la oferta de trabajo y al contrario Número de oferentes cualificados, un aumento del número de oferentes cualificados de un determinado tipo de trabajo eleva la oferta de trabajo y viceversa.

Determinantes de la demanda de trabajo:
La demanda del producto, las variaciones de la demanda del producto que elevan su precio elevan el ingreso del producto marginal del trabajo, y por tanto,  se eleva la demanda de trabajo y  al contrario.
La productividad, un aumento de la productividad eleva la demanda de trabajo suponiendo que no provoca una reducción compensatoria del precio del producto y al contrario.
Los precios de otros recursos, una subida del precio de un recurso complementario a la producción al trabajo reduce la demanda de trabajo y al contrario, una subida del precio de un recurso sustitutivo del trabajo en la producción eleva la demanda de trabajo y al contrario.PR SUSTITUTIVOS Y PR COMPLEMENTARIOS.
Número de empresarios, un aumento en el número de empresarios eleva la demanda de trabajo, suponiendo que no varía el empleo de otras empresas que contrata un determinado tipo de trabajo.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.