Los bancos y la creación de dinero

Share Button
OFERTA Y DEMANDA MONETARIA
La cantidad de dinero depende de la oferta y de la demanda monetaria.
El oferente de dinero es el banco central que periódicamente presta efectivo a los demás bancos durante un
corto período de tiempo y a un tipo de interés. La manera que tiene de introducir esa cantidad de dinero es
mediante subastas, en la que, de partida, se establece un tipo de interés mínimo. A continuación, los bancos
demandan las cantidades que desean a cambio de tipos de interés distintos. Posteriormente, el banco central
decide la cantidad de que introduce y la reparte entre los bancos en función del tipo de interés que ha
ofrecido cada uno. Si un banco ha ofrecido un tipo de interés demasiado bajo, corre el riesgo de no obtener
dinero y tener que pedirlo prestado después a otros bancos a un tipo de interés más elevado.
Los demandantes de dinero son, en primera instancia, las entidades financieras que acuden al banco central
a obtener esos préstamos, que les proporcionará el efectivo que luego prestarán a otros bancos en el
mercado interbancario y a los particulares y empresas en forma de créditos. La cantidad de préstamos que
las entidades financieras pidan dependerán de la cantidad de créditos que soliciten las empresas y las
familias, de los depósitos que quieran mantener y del efectivo que deseen tener en sus bolsillos.

4.2 LOS DEPÓSITOS DE LOS BANCOS: COEFICIENTE DE CAJA Y DINERO BANCARIO
Todos los depósitos se convierten en dinero líquido cuando las personas van a recuperarlo y los bancos
tienen que asegurarse que en todas las circunstancias podrán hacer frente a la demanda de liquidez de sus
clientes. Pero esto no implica que tengan que mantener en dinero líquido el 100% de los depósitos que
reciben.
La práctica demuestra que el uso diario de cheques y otros medios de pago hace que sólo un pequeño
porcentaje de los depósitos se conviertan en líquido. De esta manera, los banqueros sólo tienen que
mantener en dinero líquido una parte de los depósitos que reciben y dedicar el resto a la concesión de
préstamos.
Por tanto y en la actualidad, los bancos están obligados a mantener una parte de los depósitos bancarios en
dinero líquido llamada reserva actualmente un 2 por ciento. Las reservas lo compone el dinero que los
bancos tienen en efectivo en sus cajas fueres y también el dinero que tienen depositado en el banco central.
Destacar que los bancos mantienen reservas para hacer frente a las necesidades financieras diarias, pero la
mayor parte la tienen para cumplir los requisitos legales de reservas exigidos por el Banco Central del 2 por
ciento.
Estas reservas también se denominan coeficiente legal de caja o encaje.
5. INTERMEDIARIOS FINANCIEROS NO BANCARIOS.

1) Las sociedades y fondos de inversión mobiliaria.
Son sociedades que captan recursos de sus clientes vendiendo participaciones representativas de una parte
del valor total del fondo.
La empresa que gestiona el fondo invertirá en los valores que estime más
apropiado y gracias a que son expertos en bolsa y a que manejan un volumen de capital muy alto,
normalmente van a ofrecer mejores condiciones de rentabilidad, plazo y riesgo de las que puede obtener un
particular. Existen fondos compuestos por títulos de renta fija, de renta variable, mixtos, divisas, etcétera.
Ejercicios
2) Los fondos de pensiones.
Reúnen el dinero aportado por trabajadores en activo de una manera periódica. Cuando el beneficiario deja
de estar ocupado se le paga una cantidad periódica en función de las aportaciones que haya hecho al fondo
de pensiones, complementando las pensiones de jubilación que presta la seguridad social.
3) Las Compañías aseguradoras.
Proporcionan financiación a aquellas personas, empresas o instituciones públicas que sufren cualquier
evento sobre el objeto asegurado que les produce pérdidas económicas (incendio, robo, accidente, etc.). Sus
ingresos provienen de cuotas abonadas por sus clientes.
Existen 4 figuras: Asegurado (propietario del bien), Asegurador, Tomador (el que paga el seguro) y
Beneficiario ( el que recibe la indemnización en caso de siniestro o daño del objeto asegurado).
4) Las entidades de Leasing
Al leasing se le llama arrendamiento financiero. Se trata de un contrato en el cual una empresa alquila a
L/p un bien mueble o inmueble. Es un sistema que permite a la empresa contar con equipos
tecnológicamente avanzados.
Al finalizar el contrato puede elegir entre:
 Alargar el arrendamiento renovando el contrato.
 Comprar el bien por un precio preestablecido (ejerciendo la opción de compra)
 Devolver el bien al arrendador y cancelar el contrato.
Un contrato similar al de leasing es el contrato de Renting, a través del cual se alquilan bienes durante un
tiempo determinado y no existe la opción de compra.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.