Maslow y la organización

Share Button

Concepto y propósito de la planificación= Comporta el establecimiento de objetivos y la decisión sobre las estrategias y las tareas necesarias para alcanzar esos objetivos. Es previa a las otras funciones de dirección. Tiene unos planes adecuados: Planes a corto plazo (horizonte temporal no superior a un año. La denominan planificación táctica xk constituye una táctica para alcanzar los objetivos que si tienen a L/P) Planes a largo plazo (tienen una duración variable. Denominado planificación estratégica) El proceso de la planificación comienza por el pensamiento estratégico, que consiste en definir la misión de la organización, esto es el fin último que justifica la existencia de la misma. Después, el análisis del entorno y del interior de la organización permite establecer los objetivos concretos y las actuaciones para conseguirlos en el desarrollo de su misión. Elementos de los planes: incluyen objeticos, políticas, procedimientos, reglas y presupuestos. Los objetivos, a los que en ocasiones se les denomina metas, son el resultado final que se espera conseguir con el plan.
Unos objetivos bien definidos permiten a los directivos establecer prioridades, disponer de unos estándares, con los que luego poder comparar los resultados. Las políticas, son líneas que orientan el pensamiento y la acción. Los procedimientos, constituyen guías específicas de actuación. Las reglas, señalán lo que se puede y lo que no se puede hacer. Los presupuestos, prevén las necesidades de tesorería. Para que sean eficaces, los objetivos han de cumplir las siguientes condiciones: constituir un reto pero ser realistas. Establecerlos en términos específicos y cuantificables. Recibir apoyo de los superiores. Generar entusiasmo en los subordinados. Comunicarlos a todos los subordinados involucrados en su consecución. Redactarlos por escrito. Comentarlos regularmente en las reuniones.

Definir estructura organizativa y explicar la utilidad de los organigrama=


La organización formal esta constituida por la estructura oficial de la empresa, donde se ordenan todos los elementos que forman parte de ella, su jerarquía, sus funciones y tareas. Esta organización es diseñada, de forma deliberada, consciente, por la dirección, sobre su estructura interna, reflejándose en documentos o gráficos. La organización informal: una red de relaciones personales y sociales no establecidas o requeridas por la organización formal, sino que se producen espontáneamente cuando las personas se asocian entre si. La organización informal es una estructura integrada por un conjunto de grupos que nacen debido a su amistad, semejanza de objetivos individuales, que dan lugar a una seria de relaciones informales que no tienen por qué coincidir con las establecidas en la estructura de la organización formal.
El organigrama es un documento de conjunto que representa gráficamente la estructura formal de la empresa y permite darse cuenta, mediante un informe complementario, de las distintas relaciones, dependencias y conexiones que pueden existir entre los departamentos y servicios. Presenta los siguientes puntos. Es un Esquema grafico de la estructura formal de la empresa, representando los departamentos, agrupaciones y divisiones que la componen e indicando las relaciones jerárquicas que existen entre ellos. Resalta el grado de dependencia. Preciosa el carácter funcional y la actividad desarrollada, así como la cadena de mando y delegaciones de autoridad establecidas. Indica la denominación específica de los departamentos y el nombre de sus responsables. Se constituye oficialmente por el sistema de dirección. Clases: De extensión (organigramas generales y de detalle) contenido (organigramas estructurales, funcionales, personales) forma (organigramas verticales y horizontales).

¿En qué consiste la división del trabajo y su principal ventaja?=


El principio de la división del trabajo es inherente a la propia organización de la empresa y el principio de especialización aparece como una consecuencia de la división del trabajo. Dividir el trabajo es fraccionar el mismo en tareas más simples o elementales, con la finalidad de ser más eficiente. Razones que conducen a la división del trabajo son: La falta de conocimientos o la imposibilidad material o física para que una sola persona sea capaz de realizar un trabajo compuesto por un conjunto de operaciones y tareas cada vez más sofisticada. El mejor aprovechamiento de las destrezas y habilidades del individuo, lo que supone un crecimiento de la eficacia y de la productividad, disminución del tiempo empleado y aumento de los beneficios. Para estructurar una organización, es necesario agrupar las tareas en actividades y asignarlas. Dos son los elementos fundamentales de cara a la división del trabajo: Tarea (conjunto de operaciones realizadas por una persona en su puesto de trabajo y en un tiempo determinado) Puesto de trabajo (conjunto de tareas que realiza una persona en una empresa, con la consiguiente autoridad y responsabilidad. La especialización requiere un conocimiento teórico y practico total de la tarea.
La especialización puede ser funcional y profesional: Funcional (es muy elemental y las tareas que se realizan son sencillas y repetitivas) Profesional (se requiere una formación específica, dominio de las operaciones encomendadas, que no son tareas simples y repetitivas. Esta especialización cubre necesidades específicas de las empresas, que requieren personal profesional muy cualificado y preparado.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *