Dinero signo

Share Button

A. El dinero en la economía: carácterísticas generales


Se entiende por dinero todo aquello que es aceptado con carácter general como instrumento o medio para realizar los intercambios y para saldar las deudas. Por tanto, la principal carácterística que debe reunir el dinero es la de ser aceptado por todos los agentes económicos. Es decir, las monedas o los billetes son dinero porque quienes los usan los aceptan como medio de pago en la confianza de que los demás también los aceptarán cuando los reciban en cualquier transacción económica.
El dinero cumple las tres funciones siguientes: 1.Medio de cambio: a través de él se intercambian todas las mercancías. Es pues un instrumento cuya utilización elimina el trueque.2.Unidad de cuenta: el valor de las cosas que se intercambian se mide en dinero. Los precios se miden en dinero.3.Depósito de valor: el dinero es una forma de conservar riqueza. El principal enemigo de esta función del dinero es la inflación o aumento del nivel general de los precios, puesto que erosiona el valor del dinero, es decir, la capacidad de compra que éste tiene. Respecto a esta última función, debe decirse que los agentes económicos pueden conservar riqueza mediante la posesión: a) de activos físicos (todo tipo de bienes muebles o inmuebles) y b) de activos financieros. Un activo financiero es un medio de conservar riqueza para quien lo posee, porque al mismo tiempo es una deuda (pasivo financiero) para quien lo ha emitido. Por ejemplo, un depósito bancario es una forma de conservar riqueza para su titular, porque al mismo tiempo es una deuda para el banco: éste está obligado a devolver el importe total o parcial del depósito a su titular siempre que éste lo reclame según las condiciones pactadas en el momento de crearlo.El dinero es un activo financiero, y por tanto cumple la función de conservar riqueza (la capacidad de compra que tenga), porque al mismo tiempo es una deuda para la entidad que lo ha emitido. Las monedas y billetes son una deuda (pasivo financiero) para quien los emite: el banco central de cada país.

Los activos financieros poseen las tres carácterísticas siguientes: 



Liquidez

: es la capacidad de un activo financiero para realizar su valor sin pérdida de valor. Un activo financiero es tanto más líquido cuanto menos valor pierde a la hora de ser realizado.

-Rentabilidad:

es el rendimiento que genera el activo financiero para quien lo posee; este rendimiento se materializa normalmente en los intereses que percibe su propietario.

Seguridad

Se refiere a la garantía que el propietario de un activo financiero tiene respecto a la recuperación de la inversión que ha hecho al adquirirlo. Un activo financiero es tanto más seguro cuanto más solvente es la entidad que lo emite.

Como activo financiero, el dinero es plenamente líquido, su rentabilidad es nula, y su seguridad es elevada. Los activos financieros existentes en la economía se asemejarán a dinero (cuasi dinero) cuanto más cerca estén de poseer estás tres carácterísticas: plena liquidez, nula rentabilidad y elevada seguridad.

En la economía actual el dinero es dinero signo o fiduciario, no dinero de pleno contenido o dinero mercancía. Es decir, que su valor como dinero no tiene nada que ver con el valor de la mercancía de que está hecho. Un billete tiene el valor que aparece estampado en el mismo: 5, 10, 20 euros, etc. Su valor como dinero no se corresponde con el valor del papel de que está hecho, por muy especial que sea este papel y por muchos tratamientos complejos a los que haya sido sometido en su fabricación. Y lo mismo ocurre con las monedas. Las aleaciones de metales con que están hechas no tienen nada que ver con su valor como dinero. 

Las dos clases de dinero que existen son: 

1

Legal

Es el dinero emitido por el banco central de un país, institución que monopoliza esta función emisora. Lo forman las monedas y billetes de curso legal, o lo que es lo mismo: el efectivo en manos del público.

2

Bancario

Es un activo financiero emitido por los bancos (las entidades del sistema bancario). Está constituido por las cuentas corrientes y los depósitos a la vista que los particulares tienen en las entidades bancarias. El saldo de estas cuentas corrientes y depósitos a la vista es un activo financiero para su titular y una deuda (pasivo financiero) para el banco. Estos saldos se pueden movilizar mediante cheques, tarjetas de crédito o tarjetas de débito, pero ninguno de estos tres instrumentos son dinero (dinero de plástico, se suele decir a veces), sino únicamente instrumentos que movilizan el dinero bancario.

El dinero bancario es el de uso más frecuente. Más del 90 % de las transacciones en las que se emplea dinero se hacen con él. El resto se hacen con dinero legal. 

La suma del dinero legal (monedas y billetes) y del dinero bancario constituye un agregado monetario fundamental: la oferta monetaria (M), que se define como la cantidad de dinero en circulación, es decir, el efectivo en manos del público (dinero legal) más los depósitos de los particulares en los bancos. 

M =E+ D

E, es el efectivo en manos del público.
D, son los depósitos a la vista de los particulares en los bancos. 


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.