Elementos cualitativos del impuesto

Share Button

sujeto pasivo:
Es el responsable ante la Agencia Tributaria de gestionar el IVA e ingresar la cuota tributaria. Normalmente será el empresario o profesional que entrega los bienes o presta los servicios. En el caso de adquisiciones intracomunitarias de bienes y de importaciones el sujeto pasivo será el que realice las adquisiciones.

tipos de adquisiciones:

  • Adquisición de interior
  • Adquisiciones intracomunitarias la mercancía entra en España procedente de un país de la UE.
  • Entregas intracomunitarias: la mercancía sale de España hacía un Estado miembro de la UE.
  • Importaciones: compras de empresas españolas a empresas de países no pertenecientes a la UE.
  • Exportaciones: ventas realizadas por empresas españolas a países fuera de la UE.

definiciones:

  • Hecho imputable: circunstancias que originan el nacimiento de la obligación tributaria (obtener una renta, propiedad de una vivienda…).
  • Contribuyente: persona física o jurídica sobre la que recae el impuesto (el trabajador en el IRPF, los consumidores en el IVA…).
  • Sujeto pasivo: persona física o jurídica sobre la que recae la obligación de ingresar la cuota tributaria (las empresas en el IVA…). Puede coincidir con el contribuyente.
  • Base imponible: valoración monetaria del hecho imponible (total compra en el IVA, beneficio de la empresa en el IS…).
  • Reducciones: cantidad que la ley permite deducirse de la base imponible (discapacidad en el IRPF…).
  • Base liquidable: base imponible menos las reducciones.
  • Tipo de gravamen o tipo impositivo: coeficiente o porcentaje que se aplica a la base liquidable (o base imponible) para obtener la cuota íntegra (tipo general de IVA 21%…).
  • Cuota íntegra: es el resultado de aplicar el tipo de gravamen a la base liquidable.
  • Deducciones: bonificaciones a la cuota íntegra (vivienda habitual en el IRPF…).
  • Cuota líquida: cuota íntegra menos deducciones.
  • Retenciones y pagos a cuenta: cantidades que se adelantan a cuenta del impuesto (retenciones a los trabajadores, pagos fraccionados de las empresas…).
  • Cuota diferencial: cuota líquida menos retenciones y pagos a cuenta.
  • Deuda tributaria: cantidad a ingresas por el impuesto.


Este régimen se aplica a comerciantes minoristas que sean personas físicas (art. 148 y ss. Ley 37/1992): Los comerciantes acogidos a este régimen deberán comunicárselo a sus proveedores y estos les aplicarán, además del tipo impositivo: correspondiente, el recargo de equivalencia, sobre la misma base imponible del IVA:

21 – 5,2            10 – 4              4 – 0,5

Los comerciantes sometidos al recargo de equivalencia no están obligados a:

  • Efectuar liquidaciones ni pagos del impuesto.
  • Llevar registros contables en relación con el IVA.
  • Emitir factura, salvo que su cliente sea empresario o profesional, o cuando se lo exija el particular.

El recargo de equivalencia lo declararán e ingresarán en Haciendo, conjuntamente con el IVA, proveedores que efectúenlas entregas sometidas al mismo.

Periódicamente (mensual o trimestralmente) habrá que realizar una liquidación del IVA para determinar la cantidad a ingresar en Hacienda.

Los empresarios y profesionales que sean sujetos pasivos del IVA podrán deducir de las cuotas devengadas a los clientes, las cuotas soportadas en sus adquisiciones.

Solo se podrá deducir:

  • Las cuotas soportadas en la adquisición de bienes y servicios que estén directa y exclusivamente relacionadas con su actividad.
  • Los sujetos pasivos que realicen conjuntamente operaciones sujetas y otras no sujetas, podrán deducir las cuotas soportadas en adquisiciones de bienes y servicios destinados simultáneamente a la realización de ambos tipos de operaciones, en función de un criterio razonable.
  • Serán deducibles parcialmente las cuotas soportadas en la adquisición o uso de bienes de inversión utilizados en la actividad económica y en otras actividades.

No se podrán deducir las cuotas soportadas en:

  • Alimentos, bebidas y tabaco.
  • Espectáculos y servicios de carácter recreativo.
  • Adquisición de joyas, alhajas, piedras preciosas, etc…
  • Gastos de atención a clientes, trabajadores, etc…

El cálculo de la cuota se realiza aplicando a la base imponible el tipo impositivo que le corresponda.

De esta forma se calcula el IVA correspondiente a cada operación:

  • Si la operación es de venta será de IVA repercutido.
  • Si la operación es de compra la cuota será de IVA soportado.


La regla de prorrata será de aplicación cuando el sujeto pasivo efectúe conjuntamente entregas de bienes o prestaciones de servicios que originen el derecho a la deducción y otras operaciones que no dan derecho a deducción. Con la aplicación de la regla de prorrata podremos conocer qué parte del IVA soportado por las adquisiciones será deducible (art. 102 y ss. Ley 37/1992).

La regla de prorrata tendrá dos modalidades de aplicación: general y especial.

  • Prorrata general: solo será deducible el impuesto soportado en cada período de liquidación en el porcentaje que resulte de la aplicación de la siguiente fórmula:

Importe total anual de las operaciones con derecho a deducción

Importe total anual de operaciones                                                    x 100

El resultado decimal se redondeará a la unidad superior. Este porcentaje no podrá calcularse hasta final de año. En las liquidaciones anteriores se utilizará el porcentaje obtenido en el año anterior.

  • Prorrata especial:
    • Implica que:
      • Las cuotas soportadas en los bienes o servicios utilizados exclusivamente en las operaciones con derecho a deducción podrán deducirse íntegramente.
      • Las cuotas soportadas en los bines o servicios utilizados exclusivamente en las operaciones sin derecho a deducción no podrán deducirse.
      • Las cuotas soportadas en los bienes o servicios utilizados en operaciones con y sin derecho a deducción serán deducibles en parte. Para calcular en qué proporción se deducen se aplica la prorrata general.
    • Se aplicará:
      • Cuando los sujetos pasivos opten por su aplicación.
      • Cuando el total de las cuotas deducibles en el año aplicando la prorrata general exceda en un 10% del que resultaría por aplicación de la prorrata especial.


Los elementos que, cuando cumplan los criterios de reconocimiento que se establecen posteriormente, se registran en el balance son:

  • Activo: bienes, derechos y otros recursos controlados económicamente por la empresa, resultantes de sucesos pasados, de los que se espera que la empresa obtenga beneficios o rendimientos económicos en el futuro.
  • Pasivo: obligaciones actuales surgidas como consecuencia de sucesos pasados, para cuya extinción la empresa espera desprenderse de recursos que puedan producir beneficios o rendimientos económicos en el futuro. A estos efectos, se entienden incluidas las provisiones.
  • Patrimonio neto: constituye la parte residual de los actos de la empresa, una vez deducidos todos sus pasivos. Incluye las aportaciones realizadas, ya sea en el momento de su constitución o en otros posteriores, pos sus socios o propietarios, que no tengan la consideración de pasivos, así como los resultados acumulados u otras variaciones que le afecten.

Los elementos que se registran en la Cuenta de pérdidas y ganancias son:

  • Ingresos: incrementos en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de entradas o aumentos en el valor de los activos, o de disminución de los pasivos, siempre que no tengan su origen en aportaciones, monetarias o no, de los socios o propietarios.
  • Gastos: decrementos en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de salidas o disminuciones en el valor de los activos, o de reconocimiento o aumento del valor de los pasivos, siempre que no tengan su origen en distribuciones, monetarias o no, a los socios o propietarios, en su condición de tales.

Los ingresos y gastos del ejercicio se imputarán a la Cuenta de pérdidas y ganancias y formarán parte de resultado, excepto cuando proceda su imputación directa al patrimonio neto.

La información a incluir en las cuentas anuales debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Relevancia: cuando es útil para la toma de decisiones económicas.
  • Fiabilidad: cuando está libre de errores materiales y es neutra.
  • Integridad (derivada de la fiabilidad): cuando la información financiera contiene todos los datos que pueden influir en la toma de decisiones, sin omisiones significativas.
  • Comparabilidad: debe permitir comparar la situación de la empresa en distintos momentos del tiempo; también debe permitir compararla con otras empresas.
  • Claridad: debe permitir que los usuarios de las cuentas anuales, mediante un examen diligente de la información suministrada, puedan formarse juicios que les faciliten la toma de decisiones. 



Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.