Sociedad ilustrada

Share Button

Los salarios y la productividad

Si los empleados producen más en el mismo tiempo, los empresarios estarán dispuestos a pagar más por su trabajo. Por tanto, las empresas y sectores que mejoran su productividad pagan salarios superiores a sus trabajadores.

La productividad del trabajo depende del capital humano (formación y experiencia), de la calidad de los bienes de producción disponibles y de los avances tecnológicos
. La mejora de la formación de los trabajadores y de los equipos productivos y el progreso en la tecnología han impulsado la productividad del trabajo en los países desarrollados durante las últimas décadas.

La mejora de la productividad explica los elevados salarios de los países ricos frente a los de otros países en los que esos avances no se han producido y en los que el nivel salarial general está muy por debajo.

El origen de la palabra salario viene de la primera moneda empleada para pagar el trabajo, la sal.

Las peculiaridades del mercado de trabajo

En los mercados de trabajo que nos encontramos en la realidad influyen otros factores, como los siguientes:

  • Tanto las empresas como los sindicatos influyen en los salarios a través de las negociaciones colectivas. También el Estado influye, legislando sobre normativa laboral, fijando el salario mínimo, etc.

  • El trabajo es un bien muy heterogéneo
    . Ni los puestos de trabajo ni los trabajadores son iguales. Por eso hay fuertes disparidades en los salarios. Las diferencias en productividad explican parte de la desigualdad, pero existen otros factores que determinan la desigualdad salarial. Entre ellos están los siguientes:

    • El riesgo y la dificultad


      Los salarios de los trabajadores con empleos nocturnos, incómodos o peligrosos (minería, cuerpo de bomberos, etc.) suelen ser más altos que los de otros trabajos de cualificación similar, pero que no tienen este tipo de inconvenientes.
    • El talento y las habilidades especialmente valoradas por la sociedad


      Los deportistas de élite, las estrellas del cine, etc., aportan algo especial en su trabajo, lo que hace que estén muy cotizados.
    • El capital humano


      Una persona más preparada y experimentada, por ejemplo, un ingeniero con experiencia, normalmente aporta más a la producción, y por ello obtiene altos salarios. A mayor nivel de formación, mejores salarios.
    • La discriminación


      Para cualquier nivel de estudios, los hombres reciben salarios más elevados que las mujeres. Este hecho no tiene justificación alguna y se debe a la pervivencia de prácticas del pasado, a la legislación de algunos países o, simplemente, a prejuicios sociales.

Capital humano:


 la formación y experiencia profesional de una persona o de los trabajadores de una empresa o de un país constituyen su capital humano.

El desempleo y sus causas

La población en paro o desempleada la constituyen las personas en condiciones de trabajar y que buscan empleo pero no lo encuentran.


El desempleo tiene importantes costes económicos para el país, porque supone una pérdida de producción potencial y un despilfarro de recursos: una economía con paro produce por debajo de su capacidad.

Pero son más nocivos sus costes sociales y humanos, debido a la pérdida de calidad de vida y de autoestima que sufren las personas afectadas: además de no obtener ingresos para vivir, pueden sufrir falta de aceptación social, sensación de fracaso, pérdida de confianza, ansiedad ante el futuro, etc.

En España, las cifras del paro varían según la fuente que las difunda, ya que se utilizan dos procedimientos para calcular el desempleo: la encuesta de población activa (EPA) y el paro registrado. Los expertos prefieren la EPA, por su mayor fiabilidad y por estar homologada internacionalmente.

¿Cómo se mide el desempleo?

  • Encuesta de población activa (EPA)


    La realiza trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística (INE) entre la población de 16 o más años. En esta encuesta se considera paradas a las personas mayores de 16 años, sin trabajo, disponibles para trabajar y que buscan activamente un empleo.

  • Paro registrado

    El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) contabiliza cada mes a los desempleados registrados en sus oficinas. Las cifras de paro registrado son muy inferiores a las de la EPA, porque no todos los que buscan empleo se inscriben.

Instituto Nacional de Estadística (INE):


 oficina que, desde 1939, centraliza toda la información estadística de España, como el índice de precios al consumo, la encuesta de población activa, los cambios demográficos, etc.

Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) (antiguo INEM):


 organismo público que se ocupa de impulsar las políticas de empleo, gestionar las prestaciones por desempleo y realizar estudios y estadísticas sobre el mercado de trabajo; por ejemplo, la del paro registrado.

Tipos de desempleo

El desempleo afecta de manera desigual a los distintos colectivos de la sociedad. Además, las situaciones de paro son diferentes, y las expectativas de salir de ellas dependerán del tipo de desempleo de que se trate.

Los colectivos más afectados por el desempleo

Las personas que sufren más el desempleo son los jóvenes, las mujeres, los trabajadores no cualificados y los mayores de 45 años.

  • Desempleo juvenil


    Afecta a los menores de 25 años. En España, la tasa de paro juvenil ronda el 50 %, aproximadamente el doble de la tasa de paro general del país. Entre los que trabajan, muchos están en situación de precariedad laboral, ya que tienen contratos temporales.
  • Desempleo femenino


    Sus altas tasas en relación con el empleo masculino ilustran el carácter discriminatorio del mercado de trabajo español, que también se refleja en los salarios y en las expectativas de promoción laboral.


  • Personas con un bajo nivel educativo y sin cualificación profesional


    Las tasas de paro más altas se dan en las personas que abandonaron sus estudios de Secundaria sin ninguna cualificación. Sus oportunidades de inserción laboral son escasas.
  • Mayores de 45 años desempleados


    Este colectivo suele engrosar el paro de larga duración (más de un año sin trabajar). Conforme se incrementa el tiempo que permanece un trabajador desempleado, se agravan sus dificultades económicas y psicológicas.

Las medidas contra el paro

Una prioridad de los Gobiernos es crear empleo y proteger a los desempleados. Para lograr estos objetivos desarrollan distintas medidas:

  • Medidas sobre la demanda de trabajo


    Potencian la actividad productiva y la creación de empleo en las empresas y el sector público:

    • Inversiones públicas que generan nuevos puestos de trabajo.

    • Incentivos a las empresas para que contraten a personas de colectivos desfavorecidos o a sectores en dificultades, como las ayudas a la minería y a la agricultura o el plan Renové.

    • Fomento del autoempleo y la iniciativa empresarial.

  • Medidas sobre la oferta de trabajo


    Cuando hay exceso de trabajadores (desempleo) se puede reducir la oferta de trabajo disminuyendo la jornada laboral (trabajar menos horas para que trabajen más personas), mediante jubilaciones anticipadas o eliminando las horas extraordinarias y el pluriempleo. También se puede fomentar el trabajo a tiempo parcial, o el temporal, para personas que los quieran.
  • Medidas en materia de información y formación


    Buscan adecuar la formación de los trabajadores a las exigencias del mercado. Un ejemplo son los servicios que ponen en contacto a las personas de un determinado perfil profesional con las empresas que buscan ese perfil; también informan y orientan a los parados que buscan empleo, o los asesoran para establecerse como trabajadores autónomos. Otro ejemplo es promover la formación profesional entre personas con dificultades para encontrar su primer empleo o reincorporarse al mercado de trabajo, como los parados de larga duración.
  • Medidas de protección social: prestaciones por desempleo


    Se trata de una ayuda temporal del Estado al desempleado (de cuantía inferior al salario que se tenía) mientras que este busca un nuevo empleo. Su duración es proporcional al tiempo trabajado.

Cuando una persona se queda en paro tiene derecho a una prestación o ayuda por desempleo durante un tiempo. Si se termina el período de la prestación y aún está en paro, existe un subsidio asistencial para los parados que carecen de otros ingresos y tienen cargas familiares. La tasa de cobertura es el porcentaje de parados que están cubiertos con la prestación por desempleo.

Nuevos yacimientos de empleo (NYE):


 son las oportunidades para crear empleo que surgen de las nuevas necesidades económicas y sociales. Se trata de sectores que ofrecen ya hoy grandes posibilidades de trabajo, aunque destacarán más en el futuro .

Nuevos yacimientos de empleo

  • Nuevas tecnologías:


     Destacan los especialistas en 3D, seguridad informática, nanotecnología, aplicaciones para dispositivos móviles, gestión de big data y dominio cloud, comunicación y marketing digital, consultoría informática, etc.
  • Salud y bienestar:


     Ante el progresivo envejecimiento de la población y la mayor preocupación por la calidad de vida, crece la demanda de la atención sociosanitaria o de los servicios a domicilio para tareas del hogar, cuidado de niños, etc.


  • Turismo y ocio:


     Crecen las necesidades vinculadas con el tiempo libre, el deporte y la vida saludable: turismo (rural, cultural, de aventura, etc.), sector audiovisual, desarrollo cultural local, empleos relacionados con los deportes, etc.
  • Desarrollo sostenible:


    La sensibilidad social hacia el medioambiente fomenta empleos relacionados con la protección de la naturaleza, las energías alternativas, el transporte colectivo, la mejora de los espacios urbanos, el comercio de proximidad, etc.

Hay empresas que buscan trabajadores con una determinada cualificación y no los encuentran, y al contrario: trabajadores con cualificaciones que el mercado ya no demanda. Se da, así, un exceso de oferta de determinadas profesiones y una escasez de otras. Por tanto, antes de elegir tus estudios, observa las tendencias del mercado.

Estrategias para la búsqueda de empleo

¿Qué se demanda en el mercado de trabajo? Según los expertos, en un mundo que cambia tan rápidamente en lo social, lo tecnológico y lo económico hay algunas competencias que cada día son más valoradas. Son aquellas que sirven para distintos trabajos y que también son útiles para nuestro desarrollo personal, como la inteligencia emocional, el trabajo en equipo, las dotes de comunicación, el dominio de la gestión del tiempo, etc.

Claves para desarrollar tus competencias

1. Identifica tus potencialidades y limitaciones

2.Aumenta tu motivación


3


Sé flexible y adáptate al cambio


4


Planifica y gestiona tu tiempo

5.Potencia tu competencia digital

6.Aprende idiomas

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *