Tipos de crecimiento de una empresa

Share Button
3.1.1. CRECIMIENTO INTERNO
Consiste en aumentar las inversiones de la empresa en su propia estructura, creando y desarrollando la propia empresa una nueva capacidad productiva.
Los motivos de este tipo de crecimiento:
 Las empresas optan por desarrollar ellas mismas nuevas inversiones y este conocimiento puede ayudarlas a competir en el mercado.
 Las empresas no disponen de los recursos necesarios para realizar grandes inversiones por lo cual una opción es ir desarrollándose desde dentro, poco a poco, según sus posibilidades.
Ventaja:
 Cambio lento y gradual que permite armonizar el crecimiento.
Inconveniente:
 Crecimiento lento que impide adaptarse a cambios rápidos del mercado.

3.1.2. CRECIMIENTO EXTERNO
Consiste en aumentar las inversiones de la empresa mediante la adquisición y control de una parte o de la totalidad de otra empresa. El crecimiento externo puede llevarse a cabo a través de fusiones y adquisiciones.
Los motivos de este tipo de crecimiento:
 La posesión de recursos que pueden utilizarse invirtiendo en otra empresa.
 La carencia de recursos y habilidades que son difíciles de imitar, por lo que la empresa debe recurrir a adquirirlos de otras empresas que los poseen.
 Para obtener menores costes mediante economías de escala (aumento de tamaño).
 Rapidez para introducir nuevos productos o introducirse en nuevos mercados.
 Superar barreras de entrada a un determinado sector o mercado (país).
 Neutralizar a un competidor.
Ventaja:
 Rapidez a la hora de acceder a nuevos mercados y de introducir nuevos
productos, evitando posible barreras de entrada a un sector o mercado.
Inconveniente:
 Problemas para valorar la empresa a adquirir y los derivados de las diferencias culturales entre las empresas.

Las principales formas de crecimiento externo usadas por las empresas se plasman en las siguientes:
1. Integración de sociedades. Normalmente con pérdida de personalidad jurídica de, al menos, un participante.
– Fusión pura: se produce cuando dos o más empresas, generalmente de un tamaño equivalente, acuerdan unirse, creando una nueva empresa a la que aportan todo su patrimonio y disolviendo las antiguas.
– Absorción: supone la adquisición de una empresa por otra, lo que implica la desaparición de la empresa adquirida. El objetivo es crecer y beneficiarse de las economías de escala debidas al aumento de tamaño, además de eliminar competencia directa con lo que se mejora la posición de la empresa en el mercado.

2. Participación en sociedades. Es el caso en que una empresa o sociedad adquiere una parte o todas las acciones de otra u otras sociedades sin que estas pierdan su personalidad jurídica. La adquisición de una participación (mayoritaria o minoritaria) o paquete de acciones puede otorgar el control de la sociedad, el derecho a participar en su gestión o sencillamente los derechos políticos ordinarios. Es la forma más habitual
de crecimiento externo:
 Control absoluto: más del 80% del capital.
 Control mayoritario: más del 50% del capital social.
 Control minoritario: menos del 50%.
Si la empresa matriz o cabecera adquiere participaciones de más del 50% de otras empresas con la finalidad de controlar su gestión, éstas se denominan filiales y el grupo formado se conoce como holding.

3.1.3. CRECIMIENTO HÍBRIDO.
Es aquel que se lleva a cabo mediante la cooperación entre empresas. La cooperación empresarial consiste en un acuerdo entre dos o más empresas independientes que deciden unir parte de sus recursos y/o capacidades con objeto de lograr un determinado objetivo.
Tipos de cooperación:
– Cooperación estructurada: la colaboración implica la participación de capital mediante la adquisición de acciones de una empresa por parte de los socios participantes (joint venture o empresa conjunta).
– Cooperación no estructurada: consiste en un acuerdo meramente contractual en el que se realiza un contrato entre los socios sin afectar a su estructura accionarial. Entre este tipo de acuerdos contractuales se pueden destacar las siguientes formas: licencia, subcontratación y franquicia.
Los motivos para cooperar:
 Reducir costes y riesgos en proyectos demasiado ambiciosos (proyectos
tecnológicos).
 Aprendizaje al compartir conocimientos y habilidades.
 Obtener un determinado tamaño para competir, acceso a determinados recursos o capacidades no disponibles, o el acceso a un determinado sector o país.
Ventaja:
– flexibilidad e independencia para hacer frente a un entorno cada vez más complejo y turbulento promoviendo la especialización (cada empresa se dedica a lo que mejor sabe).
Inconveniente:
– Incremento de la complejidad organizativa (necesidad de coordinación entre los socios).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.