Si al aumentar el precio de dos bienes en un euro, la cantidad demandada de la primera desciende en 600 toneladas, mientras que la de la segunda lo hace en sólo 400 toneladas, ¿Podemos afirmar que la demanda de la primera fruta es más elástica que la

Share Button

El mercado


Podemos definir el mercado como el conjunto de ofrecimientos acompañados de sus correspondientes demandas de bienes, servicios, factores o dinero, establecíéndose os mecanismos para determinar los precios de los intercambios de los elementos antes mencionados. De esta definición podemos deducir que el concepto de mercado es más amplio de lo que se piensa generalmente, puesto que no solo se intercambian bienes económicos, sino que incluye realidades más complejas, como lo son el mercado del trabajo o el mercado de divisas, y cualquier mecanismos que permita el intercambio, sin necesidad que exista ubicación física, como en el caso del comercio electrónico. El mercado es consecuencia de la división y especialización del trabajo, que aunque incrementa enormemente la productividad del trabajo, ocasiona que una persona no produzca prácticamente nada de lo que necesita para su consumo y que tengan que haber mecanismos que permitan el intercambio para asegurar que lo que unos producen coincida con lo que otros desean consumir. En una economía de mercado, existen dos grandes grupos de mercado, el de bienes y servicios, y el de factores productivos, cuyo funcionamiento e interrelación se representa a través del flujo circular de la renta, también visto en unidades anteriores /El equilibrio del mercado
Combinado la oferta y la demanda de mercado para un bien, podemos observar cómo se determina el precio y la cantidad que será intercambiada del mismo. El mercado se encuentra en equilibrio cuando el precio y la cantidad equilibran la oferta y la demanda. De esta forma, lo que desean adquirir los compradores es exactamente igual a lo que desean ofrecer los vendedores./Para un precio superior al de equilibrio, P1, la cantidad demandada es inferior a la cantidad ofrecida, producíéndose un exceso de oferta. Ante esta situación, las empresas disminuirán el precio, para que aumenten las cantidades que los consumidores deseen comprar hasta alcanzar el equilibrio. Para un precio inferior al de equilibrio, P2, la cantidad demandada es superior a la cantidad ofrecida, producíéndose un exceso de demanda.


La demanda


A través de la demanda de mercado de un bien vamos a analizar la conducta de los consumidores. Así, definimos la demanda de un bien como la cantidad del mismo que desean adquirirlos demandantes de ese mercado en un periodo determinado. En cuanto a los factores que inciden en la cantidad demandada de un bien, estos son los siguientes: 1. Los gustos y las preferencias de los consumidores (G). 2. El precio del bien. 3. El nivel de renta de los individuos (M). Cuando los bienes son normales, al aumentar la renta de los individuos, aumenta a demanda de dicho bien. En cambio, cuando los bienes son inferiores, al aumentar la renta de los individuos, disminuye la demanda de un bien. A su vez, dentro de los bienes normales podemos distinguir dos tipos: los bienes de primera necesidad y los bienes de lujo. Los bienes de primera necesidad son aquellos cuya demanda aumenta en una proporción inferior al crecimiento de la renta. Los bienes de lujo son aquellos que para niveles de renta bajos no son demandados, y a partir de determinados niveles de renta su demanda crece en mayor proporción que la renta. 4. El precio de los bienes relacionados con el bien en cuestión (Py). En función de esta variable el comportamiento de la demanda dependerá de si el bien es independiente, complementario o sustitutivo. Si el bien es independiente, el precio del mismo no tiene ninguna influencia en la demanda de mercado de un bien. Si el bien es complementario, un incremento de su precio provoca un descenso de la demanda de mercado (y viceversa), ya que ambos tienen que utilizarse conjuntamente; por ejemplo: cuando aumenta el precio de la gasolina o el gasóleo, disminuye la demanda de coches. Si el bien es sustitutivo, un incremento de su precio provoca un aumento de la demanda de mercado (y viceversa), ya que ambos se pueden usar alternativamente para satisfacer una misma necesidad; por ejemplo: cuando aumenta el precio de la mantequilla, aumenta la demanda de la margarina.


Los cambios en las condiciones de mercado


Una vez estudiado el equilibrio de mercado, vamos a ver qué ocurre cuando tienen lugar cambios que alteran la oferta y la demanda del bien que se intercambia: a) Si se produce un incremento de la renta del consumidor, el aumento del precio de un bien sustitutivo, una disminución del precio de un bien complementario o un cambio en las preferencias de los consumidores a favor del bien, se produce un aumento de la demanda y los consumidores estarán dispuestos a comprar más cantidad a un mismo precio, por lo que la curva de demanda se desplazará hacia la derecha. Esto implica que el nuevo precio y cantidad de equilibrio será mayor que en el equilibrio anterior. B) Si disminuye de la renta del consumidor, una bajada del precio de un bien sustitutivo, un aumento del precio de un bien complementario o un cambio en las preferencias de los consumidores en contra del bien, se produce una disminución de la demanda y los consumidores estarán dispuestos a comprar menos cantidad a un mismo precio, por lo que la curva de demanda se desplazará hacia la izquierda. Esto implica que el nuevo precio y cantidad de equilibrio será menor que en el equilibrio anterior. C) En cuanto a la oferta, si disminuyen los precios de los bienes relacionados, se reducen los costes de producción, se producen mejoras tecnológicas que afecten al proceso productivo del bien o servicio, o cambian los objetivos y expectativas empresariales a favor de producir más de ese bien, la curva de oferta se desplazará hacia la derecha, puesto que las empresas estarían dispuestas a vender más cantidad del bien al mismo precio, lo que implicará que disminuya el precio y aumente la cantidad intercambiada respecto al equilibrio anterior. D) Por el contrario, si aumentan los precios de los bienes relacionados, se incrementan los costes de producción, se produzca un caso de dependencia tecnológica que impida el suministro de la tecnología necesaria para producir el bien, o cambian los objetivos y expectativas empresariales en contra de producir más de ese bien, la curva de oferta se desplazará hacia la izquierda, puesto que las empresas estarían dispuestas a vender menos cantidad del bien al mismo precio, lo que implicará que aumente el precio y disminuya la cantidad


La elasticidad La elasticidad-precio de la demanda de un bien) es la variación porcentual de la cantidad demandada del mismo que se produce ante una variación porcentual en su precio, en términos absolutos. Dado que la cantidad demandada de un bien y su precio varían en sentido contrario, consideramos los valores absolutos para evitar un valor negativo en el resultado. En función de los valores que tome la elasticidad de la demanda, podemos distinguir tres tipos: •Elástica. Este caso se da cuando la elasticidad es mayor que la unidad, es decir, cuando el cambio en la cantidad demandada es porcentualmente superior al producido en el precio. •Inelástica. Aquí estaríamos en el caso contrario, que es cuando la elasticidad es menor que la unidad, es decir, cuando el cambio en la cantidad demandada es porcentualmente inferior al producido en el precio. •Unitaria. Cuando coinciden las variaciones porcentuales del precio y la cantidad demandada por los consumidores. En general, la energía, los medicamentos y los bienes de primera necesidad tienen una demanda inelástica, ya que su consumo no se altera demasiado ante una subida de precios. Mucho más sensibles a estas modificaciones son los artículos de lujo que suelen tener una demanda elástica. En cualquier caso, los bienes con más y mejores sustitutivos tienen una demanda más elástica que los bienes que carecen de sustitutivos. Existen, teóricamente dos casos extremos de demandas: •La demanda perfectamente elástica o infinita, que es aquella en la que la demanda es la misma para cualquier precio y los demandantes están dispuestos a comprar cualquier cantidad a un precio determinado, pero nada a cualquier otro precio, por lo que la curva de demanda sería completamente horizontal. • La demanda perfectamente inelástica, que es aquella en la que la cantidad demandada es totalmente insensible a las variaciones del precio. La elasticidad es cero y su representación gráfica es una línea vertical.

5.2. La elasticidad de la oferta

La elasticidad-precio de la ofertade un bien es la variación porcentual de la cantidad ofrecida de un bien ante una variación porcentual de su precio: Dado que la cantidad ofrecida de un bien y su precio guardan una relación directa, no tenemos que recurrir a ningún valor absoluto, puesto que el resultado será siempre positivo. Al igual que en la demanda, la oferta puede ser elástica, si es mayor que uno; inelástica, cuando es menor que uno; y unitaria, si esta es igual a uno. Lo que mejor explica la elasticidad de la oferta de los bienes es la disponibilidad de sus factores de producción, siendo más elásticos aquellos cuyos factores son más abundantes.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *