Examen de oferta y demanda

Share Button
La población en edad de trabajar es la población que según la legislación tiene capacidad legal de incorporarse al mercado de trabajo. En España es a partir de los 16 años (con consentimiento de los padres o tutor). La población activa está formada por las personas en edad de trabajar y que quieren trabajar. Incluye, por tanto, a los que encuentran trabajo y a los que no. PA = PO + PD. Dentro de la población activa están: ·Población ocupada: está formada por aquellas personas que tienen trabajo (desean trabajar y trabajan), con independencia de si son autónomos o trabajan para otros (asalariados). ·Población parada o desempleada: son aquellas personas activas que buscan trabajo, pero no lo encuentran. Este matiz es importante, un desempleado busca, pero no encuentra. La población inactiva está formada por aquellos que tienen edad para trabajar (16 años o más) y que, por diferentes motivos, no buscan trabajo. La tasa de actividad nos dice cuántas personas que se encuentran en edad de trabajar, desean hacerlo. Se halla por tanto dividiendo la población activa entre la población total de 16 o más años. La tasa de desempleo o de paro, nos dice cuántas personas que están buscando empleo, no lo encuentran. Se halla dividiendo la población desempleada entre la población activa. Lo multiplicamos por 100 para obtener un porcentaje La oferta de trabajo es la cantidad de trabajo que las familias ofrecen a las empresas. Sería equivalente a decir que es el número de horas totales que están dispuestos a trabajar los ciudadanos de un país. Va a depender de 3 factores principalmente: 1. El salario: a mayor salario, más personas querrán trabajar. 2. El volumen de población activa: cuanto mayor sea la población activa, mayor será la oferta de trabajo, es decir, la cantidad total de personas que quieren trabajar en un país. 3. El tamaño de la población: cuanto mayor sea el tamaño de la población, mayor será la oferta de trabajo, es decir, la cantidad total de personas que quieren trabajar en un país. La curva de oferta de trabajo nos va a mostrar cuántas personas están dispuestas a trabajar para cada nivel de salarios. La curva se desplazará a la derecha siempre que se aumente la población activa (aquella que puede y desea trabajar) o el tamaño de la población. Por supuesto, un descenso de las mismas, haría que la curva se desplazase a la izquierda. La demanda de trabajo es la cantidad de trabajadores que las empresas quieren contratar para poder así producir bienes y servicios. Va a depender de 3 factores principalmente: 1. El salario: mayor los salarios, menor será la demanda de trabajo de las empresas. 2. La productividad de los trabajadores. Cuanto más productivos sean los trabajadores, más productos obtiene la empresa y por tanto más ingresos con sus ventas con lo que se podrán permitir contratar más trabajadores. Cuanto mayor sea la productividad, mayor será la demanda de trabajo. 3. El precio de los bienes que producen los trabajadores. Cuando los precios de un producto suben, la demanda de los trabajadores para ese producto aumenta. La curva de demanda de trabajo nos va a mostrar cuántas personas están dispuestas a contratar las empresas para cada nivel de salarios. La curva se desplazará a la derecha siempre que se aumente la productividad de los trabajadores o el precio. Por supuesto, un descenso de las mismos, haría que la curva se desplazase a la izquierda. El mercado de trabajo es el mercado donde se intercambia el factor productivo trabajo. Las familias ofrecerán su trabajo a las empresas a cambio de un salario. El mercado de trabajo tiene una serie de imperfecciones que impide que se llegue a un punto de equilibrio como el que hemos descrito anteriormente. Vamos a verlas. 1. Oferta y demanda no se mueven libremente. – Por el lado de la demanda las empresas tienen poder para influir en los salarios, ya que se encuentran en una posición de poder, lo que hace que a veces puedan pagar salarios muy bajos. – Por el lado de la oferta los trabajadores: pueden unirse en sindicatos y presionar aumentos de salarios con independencia de si están siendo más o menos productivos. – El estado interviene: el Estado fija un salario mínimo. 2. El trabajador no es un producto homogéneo. Los trabajadores tienen habilidades distintas por lo que su salario también es distinto. Ya que los trabajadores son distintos, estos cobran diferentes salarios. Algunas de las razones son: 1. Diferencias en capital humano: las personas más cualificadas ganan más dinero. 2. Diferencias compensatorias: en trabajos más arriesgados o menos deseados se gana más. 3. Diferencias en habilidades valoradas por la sociedad: deportistas o artistas generan mucho dinero y tienen mayores salarios. 4. Diferencias por rendimiento: aquellos que producen/venden más, tienen mayor salario. 5. Diferencias por discriminación: algunas personas ganan menos por motivos de raza, género, etc. Los tipos de desempleos son los siguientes: -El desempleo friccional se relaciona con el proceso de búsqueda de empleo. Es una situación temporal en las que los trabajadores están transitoriamente desempleados hasta encontrar un trabajo que se ajuste a sus carácterísticas. Es transitorio, inevitable y no es preocupante. -El desempleo estructural ocurre cuando hay más gente que quiere trabajar en un país que los puestos de trabajo disponibles. El desempleo estructural es un problema a largo plazo que surge por dos razones: ·Desajustes en el mercado de trabajo: debido a que hay empresas que necesitan trabajadores, pero no hay gente que tenga la cualificación necesaria para realizar el trabajo. ·Rigidez de salarios: si una empresa firma un contrato con un trabajador, no puede bajarle el sueldo de manera unilateral. En ocasiones, si la empresa no puede bajar ese salario, le interesa despedir al trabajador. -El desempleo estacional: se genera en determinadas épocas del año cuando una cantidad importante de negocios tiene menos producción en esas fechas. En España la clave está principalmente en el turismo. -El desempleo cíclico se produce en épocas que el país entra en crisis. En una crisis, las empresas empiezan a cerrar porque no pueden vender tanto como antes, la producción disminuye y, por tanto, hay personas que pierden su empleo. La EPA: es elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una investigación continua que se publica cada 3 meses que viene realizándose desde 1964. Su finalidad principal es obtener datos de la población en relación con el mercado de trabajo: activos, ocupados, parados e inactivos. Se considera desempleado según la EPA, a toda persona mayor de 16 años, que haya estado buscando empleo en la última semana y no lo haya encontrado. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que, junto con los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas, forma el Sistema Nacional de Empleo. Se considera desempleado según el sepe a aquellos desempleados que se han inscrito en alguna de las 52 oficinas de este organismo. Vamos a ver algunos de los efectos del desempleo aparte de la precariedad en la que muchas familias quedan. Los podemos clasificar en económicos y sociales: Se conoce como brecha salarial entre hombres y mujeres a la diferencia existente entre los salarios percibidos por los trabajadores de ambos sexos, calculada sobre la base de la diferencia media entre los ingresos brutos por hora de todos los trabajadores. Políticas activas de empleo: son todas aquellas medidas y programas que se realizan en España a través del el Sistema Nacional de Empleo para reducir el desempleo de país. Objetivos: 1.Mejorar la empleabilidad de los jóvenes menores de 30 años. 2.Favorecer la empleabilidad de otros colectivos especialmente afectados por el desempleo. 3.Mejorar la calidad de la formación profesional para el empleo. 4.Impulsar el emprendimiento. Políticas pasivas de empleo: son aquellas medidas que buscan mantener la renta de los desempleados el tiempo que estos no tienen un empleo. Son las prestaciones que se les pagan a los desempleados o las compensaciones a aquellas personas que se han prejubilado. No se centran tanto en reducir las cifras del paro, sino en ayudar a los desempleados, aunque si bien es cierto que, permitiendo las prejubilaciones de algunas personas, se fomenta que estas se sustituyan por jóvenes. 
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.